Plaza Pública: Militares en patrullaje por la ciudad

542

Presencia

Medios de información locales publicaron el fin de semana que el Ejército Mexicano se integró a las Fuerzas de Reacción Inmediatas Mixtas (FRIM) para patrullar Ciudad Juárez en labores de prevención, junto a elementos de las policías Municipal, Estatal Única y Federal.

La información, proporcionada por el general de la Guarnición Militar de la Plaza, Bernardo Ramírez García, explica que estas labores de los militares iniciaron luego de que más de 100 elementos de la Policia Ministerial fueron enviados a la Sierra Taraumara.

El jefe de la Guarnición explicó que todos los días, los militares están saliendo en diferentes horarios a realizar recorridos, principalmente en colonias con mayores índices delictivos. Ante ello, la pregunta de esta semana es:

 

¿Qué opina de que el Ejército inició patrullajes en Ciudad Juárez junto con la Policía Municipal y la Estatal Única?

 

Para empezar creo que se va a volver a lo de hace algunos años, se va a ver muy desfavorecida la autoridad local por no saber manejar  la situación que está volviendo  a ser un poco más violenta, tal vez como en aquellos años no, pero sí se está dando cuenta que hay un cierto vacío de autoridad, de que no hay quien cuide la ciudad. Es muy claro que no se está aquí nada más que para levantar los ejecutados, para hacer un circo cuando algo pasa, pero no se investiga, no hay una estrategia así que digamos ‘vamos hacer esto ante esta situación’. Ya hemos tenido esta experiencia de ‘vamos a implementar esta forma de vigilar o de cuidar la ciudad’, pero su trabajo es cuidar a la ciudad, de la autoridad policiaca local y estatal, y no se está haciendo. Y no sé si es decisión del Estado o de la misma localidad se llamó al Ejercito, si se envía y se envía de la federación, es porque se sabe que haya algo que está por suceder, eso es lo que me viene a la mente. Si se llevan a los estatales para un operativo que esta la Sierra sin ley, y mandan al Ejército, es porque está algo por suceder, entonces a mí me da como temor. Y ellos están para proteger y cuidar la ciudad y no lo están haciendo, o sea, pone a la autoridad local en evidencia y me da cierto temor de que sucedan cosas terribles, porque ya para que se mande al Ejército es para que tal vez se dé una situación como la que se dio en el 2008 al 2011 más o menos.

Entonces, que ya  tomáramos todos conciencia de esa situación y que cada uno hagamos lo que tengamos que hacer,  desde hacer conciencia de la responsabilidad que tenemos todos  poca o mucha, en esta situación que se da por permitir, por guardar silencio, o por, de alguna forma, participar todos de una  otra manera.

Estamos aquí viviendo y eso nos implica en esta situación, aparte de hacer conciencia y de buscar formas de expresar y de exigir a la autoridad, pues lo que como creyentes debemos hacer es orar por esa paz, seguir orando por la paz, y exigir a quien tengamos que exigir que nos cuiden, si no ¿para qué son? ¿para qué están?… ¿de adorno para ver pasar  sus camionetas o para tal vez y digo tal vez, hasta para proteger o hacer como que no sucede nada? ante las gentes que andan aquí haciendo daño y que continúan con su trabajo (como ellos dicen).

Pbro. Martín Magallanes, párroco de san Ignacio de Loyola en el Valle de Juárez

 

Yo creo que Ciudad Juárez no debe perder la memoria. La memoria histórica que tenemos es que cuando llegaron los militares en el 2008 y 2009 que llegan los militares, de alguna manera por el incremento de la violencia, creemos que las consecuencias que hubo a raíz de los militares fueron desastrosas, creo, y se puede fundamentar de que los militares desaparecieron personas, los militares torturaron personas y los militares no respetaron derechos humanos, hubo ejecuciones hasta de judiciales y en ese sentido yo creo que en Ciudad Juárez hay una gran cantidad de gente, no sé si en su mayoría, que estamos en una postura anti-militarista.

Ahorita actualmente creo que se está discutiendo a nivel legal, pues  tratan las fuerzas armadas de legitimar su presencia en las calles, se está discutiendo a nivel de senadores y diputados y es un debate que si uno ve la constitución y las normas internacionales no debería aprobarse la presencia de militares en las calles. Quizá en ciertos momentos, pueden ser excepcionales, se pueden permitir cuando realmente hay un peligro, pero tiene que ponérsele tiempo y límites, y en ese sentido yo creo que no es grata la noticia de que los militares comiencen a patrullar, por el momento histórico, la coyuntura que se está viviendo a nivel nacional, y es lo que sentimos. Y sí creemos que de alguna manera la violencia sigue. Nos lo decían aquí el martes pasado el jefe de Policía Estatal Javier Benavides, que tienen perdida la lucha contra el narcotráfico y contra la delincuencia organizada, y en ese sentido, el gobierno, para lograr ciertos límites de gobernabilidad, trata de recurrir a otros agentes, y en ese sentido yo diría, si es algo provisional y en una medida que haya situaciones muy urgentes, se puede tolerar. Pero mi llamado a la sociedad sería que no aprobáramos y que fuéramos muy críticos con la presencia del Ejército en las calles, pues no responde a la misión y no responde tampoco a lo que deben hacer las fuerzas armadas dentro de la vida de un país.

Pbro. Oscar Enríquez, párroco de Jesús Obrero, director del Centro de Derechos Humanos Paso del Norte

 

Sabemos de antemano que la prevención del delito es lo mejor que puede ocurrir en cualquier sociedad pues, ello evitará la aparición de la violencia; sin embargo, hay momentos en los que dicha prevención no funciona o simplemente conflictos entre grupos de facto desquician una población al velar por sus propios intereses, como comúnmente lo hace el crimen organizado en todas las fronteras de México con EEUU

Si nuestras autoridades han decidido que una institución respetable, como lo es el Ejército Mexicano, vele por la paz de nuestra ciudad, debe ser un alivio para nuestra sociedad siempre y cuando venga para cumplir esta finalidad. Pero evidentemente esta estrategia de patrullaje debe estar bien definida y sobre todo debe cuidar que se respete el Estado de Derecho, de esta manera se evitará cualquier intento de abuso por parte de la autoridad hacia la ciudadanía.

Es importante, cuando se habla de cualquier grupo e institución, evitar generalizaciones. No podemos comprar la idea de que el patrullaje por parte del Ejército está mal, en todo caso, lo que estaría mal sería el abuso de autoridad por parte de algunos militares, si es que se diera el caso. Si dicho patrullaje abona para la paz y vela por el Estado de Derecho, bienvenida cualquier institución de seguridad.

Ramón Enrique Rodríguez/ Grupo Caridad y Verdad

 

De entrada , al verlos impactan. Y no es agradable verlos juntos… o tantos juntos.

Sin embargo considero que es lo que podríamos llamar un mal menor, ya que el hecho de que anden juntos, disminuye la posibilidad de algún abuso de autoridad con la gente.

Y tristemente es señal de que, no es que haya regresado la violencia, sino que nunca se fue, sólo disminuyó y lo que estamos volviendo a experimentar es el fruto de una sociedad ya lastimada.

Hna. Gabriela Durán, religiosa dominica, directora de la Guardería Dominique en Tierra Nueva