Presencia

Hace una semana, el Ayuntamiento de Ciudad Juárez  aprobó por mayoría un nuevo Reglamento Interior del Honorable Ayuntamiento que establece la participación de los ciudadanos en reuniones previas, ordinarias y extraordinarias de Cabildo, así como en las juntas de las comisiones de los regidores.

De acuerdo a información publicada en El Diario, el Cabildo aprobó que en las sesiones ordinarias y extraordinarias puedan participar tres ciudadanos por asunto, quienes tendrán tres minutos para presentar su planteamiento.

Esto conforme al seguimiento que hizo el gobierno municipal a la propuesta de la asociación Plan Estratégico de Juárez, cuyo presidente, Miguel Fernández Iturriza ha insistido en la importancia de la participación ciudadana en la construcción de una mejor ciudad.

 

¿Cómo debemos los cristianos colaborar con nuestra ciudad a través del Cabildo, ahora que se abrió la participación ciudadana en este órgano?

 

Los mecanismos de participación de los ciudadanos en las sesiones de Cabildo se encuentran establecidos en el Reglamento para el Ayuntamiento de Juárez. El nuevo reglamento aún está en proceso de publicación en el Diario Oficial del Estado, para que entre en vigor.

Este documento señala que los ciudadanos podrán hacer uso de la palabra hasta por tres minutos, con la posibilidad de una segunda participación, si lo autorización del Ayuntamiento.

Por cada tema a tratar, se establece la posibilidad de intervención de hasta tres ciudadanos, quienes para poder hacer uso de la palabra deberán registrarse previamente ante la Secretaría del Ayuntamiento. Y abre la posibilidad de que los participantes hagan entrega de sus propuestas a la comisión correspondiente para ser analizadas.

Como podemos observar, nuestra participación debe ser responsable y propositiva, es decir, conocer ampliamente el tema en el cual haremos una exposición y tener una propuesta viable para ser susceptible de estudio.

La nota doctrinal sobre algunas cuestiones relativas al compromiso y conducta de los católicos en vida política, señala que la Iglesia (entendiendo como tal a todos los bautizados) debemos enseñar con firmeza lo que es verdad, con el fin de instruir e iluminar las conciencias de los fieles, de modo que las acciones sean en favor de la promoción integral de la persona humana y el bien común.

Esa debe ser la pauta de nuestra colaboración y aprovechar los espacios ciudadanos para un mejor ejercicio del gobierno, en donde nuestra intervención claramente pase por el proceso de información (investigar, obtener datos sobre el tema a opinar), entendimiento (promover y participar en espacios de discusión y análisis) y propuesta (presentar ante el cabildo alternativas viables ante el tema o problemática).

Mtra. Yadira Lozano, politóloga

 

Actualmente la democracia se ha concentrado en lo electoral generando un vacío de ciudadanía en los asuntos públicos cotidianos.

De la misma manera, la sociedad está harta de la corrupción y de todas sus consecuencias, como son la impunidad, la pobreza, la desigualdad y la violencia, entre otras. Es necesario que encontremos caminos para encausar ese hartazgo.

Desde hace 7 años Plan Estratégico de Juárez A.C. ha estado proponiendo la apertura del Cabildo a la ciudadanía, ya que ahí es donde deben ser tomadas las decisiones más importantes del Gobierno Municipal.

Después de mucha resistencia y oposición, el 15 de mayo el Ayuntamiento aprobó un nuevo reglamento que permitirá la participación con voz de los ciudadanos en las sesiones ordinarias de Cabildo, las reuniones previas y en las comisiones de regidores.

Con esta decisión histórica, cualquier persona podrá dar su opinión acerca todas las decisiones que se vayan a tomar en Cabildo. De esta manera, la presente administración municipal encabezada por Armando Cabada, ha reconocido el derecho que tiene toda persona a participar en el gobierno directamente o a través de representantes legítimamente elegidos .

Es necesaria una ocupación ciudadana de lo público, y el Cabildo Abierto es una gran oportunidad para que la comunidad eclesial asuma la dimensión social de la fe, y se involucre de una manera más profunda en los asuntos de la ciudad.

La comunidad católica tiene la capacidad y la responsabilidad de aportar a la construcción de un futuro de vida digna para todos, sobre las bases de la verdad, la libertad y la justicia.

Sería ingenuo pensar que el Cabildo abierto por sí mismo garantizará una sociedad más justa y con más oportunidades de desarrollo para todos, pero es un paso importante que puede ayudar a que la comunidad esté más cerca de las decisiones que impactan su vida cotidiana y poder influir en ellas.

Lic. Sergio Meza/director de Plan Estratégico de Juárez, A.C.

 

El nuevo gobierno municipal nos está reconociendo nuestro derecho a participar en la toma de desiciones, a tener voz ente nuestra autoridad máxima, el cabildeo y eso lo debemos aprovechar. Es deber de todo cristiano católico participar en la vida pública, ofreciendo su experiencia en la implementación de las mejores acciones  que nos ayuden a una mejor convivencia.

Como ciudadanos, a veces, creemos que la queja o denuncia es suficiente, sin embargo, lo mejor es hacer propuestas.

Debemos aprovechar que por fin reconocen nuestro derecho a opinar y participar para que nuestras autoridades tomen las mejores decisiones. Los temas en los que podemos participar son muy variados, limpieza y orden de la ciudad, respeto a los reglamentos, cuidado del ambiente, usos del suelo, etc. que cada quien ponga su experiencia al servicio de la comunidad. Es mi derecho y además mi obligación

Biólogo Luis C. Salmerón Guerrero/ Unión Social de Empresarios de México