El Papa Francisco hizo una petición especial a los fieles del mundo para hacer las siguientes oraciones…

 

Ana María Ibarra

Recientemente el Papa Francisco lanzó un llamando a la grey católica a rezar, durante este mes de octubre, el santo Rosario acompañado de la oración “Bajo tu amparo” (Sub Tuum Praesidium) y la oración a San Miguel Arcángel, pidiendo protección ante el ataque del enemigo.   

Combate espiritual

Al reflexionar sobre la petición de Francisco, el padre Felipe de Jesús Juárez, párroco de San Felipe de Jesús, dijo que el santo Padre hace esta exhortación ya que el combate en la vida espiritual es permanente.

“El combate espiritual es constante. A veces los signos de los tiempos nos pueden indicar situaciones de peligro, de dolor, de crisis. El papa mejor que nadie sabe lo que está viviendo el cuerpo místico de Cristo, él tiene una visión en ese sentido muy general”, dijo el sacerdote.

El padre Felipe añadió que el Santo Padre, siendo jesuita, tiene muy claro el discernimiento espiritual que san Ignacio de Loyola marca como escuela espiritual en los Ejercicios Ignacianos.

“En este sentido, con la gracia que le otorga el Espíritu Santo para guiar a la Iglesia, el papa  nos está pidiendo que hagamos conciencia y que hagamos por las almas lo que nos corresponde y desde la oración pedir protección a la Virgen María y a San Miguel Arcángel  que luche y nos libre de las acechanzas del maligno”.

 

Bajo tu amparo

El padre Felipe habló sobre esta oración que el Papa nos ha pedido hacer. Dijo que data del año 250.

“Se tiene memoria en el Rito bizantino, pero hay una referencia más antigua. Son los pergaminos más antiguos que existen. Se piensa que es la más antigua oración que existe a la Virgen María, donde la Iglesia le llama Madre de Dios”, explicó.

Agregó que es en esta oración donde la Iglesia pide el amparo de la Virgen María, se acoge a ella y suplica como una hija que espera la protección de la madre y le dice “Madre de Dios” con toda conciencia.

“El Concilio de Nicea vino mucho después, pero esta oración toca la conciencia del Credo cristiano, del Credo católico. Para nosotros en la fe es un dogma mariano. Ella es protectora, amorosa y el papa nos pide que tengamos en cuenta esta oración porque ella es la que aplasta la cabeza a Satanás”, señaló.

Abundó que el Papa Francisco hace referencia en su exhortación al libro del Apocalipsis (Ap. 12, 7 en delante).

“Entendemos que es la Virgen María quien nos dará el triunfo en su Inmaculado Corazón. Entendemos y sabemos que ese misterio se está viviendo en un combate espiritual, que es constante dentro de la Iglesia”.

“Dice la carta a los Hebreos que Cristo vino al mundo para destruir la obra de satanás, darnos vida eterna, redención y gracia, y por su misericordia salvar nuestras almas. Esa es la obra de Jesucristo”, puntualizó.

 

Oración a san Miguel Arcángel

El sacerdote se refirió a la segunda oración que el Papa ha pedido rezar: la de san Miguel Arcángel

“La palabra de Dios refiere mucho a la figura de los ángeles y aclara la misión de ellos: son protectores, son acompañantes, son espíritus que permanecieron en todo sentido fieles a Dios y Él los puso a nuestro lado para, como dice el salmo, “guardar nuestros pasos para que nuestro pie no tropiece en la piedra”, citó el sacerdote.

Por lo tanto, explicó, los ángeles son cuidadores de amor, providentes divinos de parte de Dios que cuidan el ser, el alma y la existencia de los creyentes.

“En las jerarquías angélicas existen los arcángeles. Son los principales en este sentido, son ángeles que tienen misiones aún más importantes o fuertes dentro de lo que los ángeles ejercen”, dijo.

Explicó que San Miguel Arcángel viene revelado en la Palabra de Dios de una manera muy clara ya que aparece en el libro del Apocalipsis y en textos bíblicos del Antiguo Testamento.

“Miguel se levantó y poderosamente gritó: ¿Quién como Dios? Es el que defiende a Dios mismo cuando la rebelión de los ángeles se llevó a cabo en el cielo y él es el que arrojó a los demonios del cielo, junto con las huestes celestiales de otros ángeles que forman parte de los ejércitos en la batalla espiritual”.

 

Rezo de un papa

El padre Felipe recordó que la oración a San Miguel Arcángel fue escrita por el Papa León XIII en un momento de revelación privada que tuvo en la oración en el oficio divino.

“Se cuenta que pidió en ese instante pluma y papel para poder escribir la oración que le había sido inspirada, porque vio lo que era el combate espiritual y el asedio de los enemigos del alma”.

El Papa León XIII pidió que después de cada Eucaristía se rezara la oración a San Miguel Arcángel para la protección del pueblo de Dios.

“Él la introdujo como parte de la celebración eucarística. Así se hacía hasta antes del Concilio Vaticano II. Con la reforma litúrgica, esta oración quedó fuera del misal. Esto no quiere decir que quedó abolida. El Papa Francisco lo sabe y por eso nos está pidiendo que invoquemos su protección”.

 

Debe ser petición diaria

Aunque el Santo Padre hizo esta recomendación para realizarse durante el mes de octubre, el padre Felipe dijo que no hay que limitarse a un mes.

“La oración a San Miguel no solamente es para el mes de octubre. Ojalá que la aprendamos y la hagamos parte de nuestro devocionario diario”, dijo.

“Hay que entender que la Iglesia es tradición y que la guía el Espíritu Santo. Los papas, de una manera especial, tienen esa luz con la que guían a la Iglesia y los fieles tenemos que apegarnos a ellos”, agregó.

Dijo que en el combate espiritual, el ser humano requiere ser fortalecido por la gracia de Dios y es Dios mismo quien la concede.

“La fuerza viene del Señor, la gracia nos la da Él, y quiere que la pidamos. Él nos cuida siempre con amor infinito y providente pero quiere que nosotros tomemos la parte que nos corresponde. En el orar para ser liberado del enemigo toca también que aplique mi conversión para que tenga fruto en mí la gracia de manera completa y real”, afirmó.

Para finalizar, el sacerdote motivó a acogerse a la misericordia de Dios, confiando siempre en su divino amor, siendo dóciles a la petición del Papa Francisco.

 

frase…

“Pidamos a San Miguel Arcángel que en todo nos proteja, nos guarde, nos acompañe. Y  pidamos a la Virgen María, la mujer del Apocalipsis, la que abre la revelación en el Génesis porque queda anunciada, que podamos ver nosotros el triunfo de su Inmaculado Corazón”.

Pbro. Felipe de Jesús Juárez