Ana María Ibarra

Como parte de las actividades de fin de curso y como cierre de actividades de su club de lectura “Vuelos de Libertad”, la Escuela Secundaria por Cooperación 8334 del poblado de San Isidro, en el Valle de Juárez, realizó el pasado 21 de junio la presentación del libro “Y la tierra recibió la sangre del hermano” del sacerdote diocesano Francisco García Salinas.

El evento se realizó en una de las aulas del plantel donde se dieron cita alumnos, padres de familia y docentes. Además se contó con la presencia del autor, y del escritor Miguel Ángel Chávez Díaz de León y el padre Istibal Valenzuela, párroco del poblado.

Presentación del libro

La maestra Luz Estela Madero Duarte, del club de lectura, presentó a los invitados quienes se mostraron contentos de encontrarse en el aula, con una ambientación muy singular en la que resaltó la famosa “novia de San Agustín”,  de una leyenda narrada en el libro.

La primera participación corrió a cargo del escritor Miguel Ángel Chávez, quien compartió que fue la primera vez que acudía al Valle de Juárez a comentar un libro.

Miguel Ángel habló un poco sobre su amistad con el autor, el padre García, quien fue su alumno en preparatoria y años después lo descubrió oficiando misa.

“Tenemos una amistad de muchos años. Los dos compartimos una adicción que es la lectura y escribir. Me tocó leer su libro antes de que se publicara, soy muy crítico, pero me gusta su escritura. De alguna manera debemos contar una realidad”, dijo el escritor juarense.

Por otra parte, el padre Istibal dijo que el libro del padre Francisco le ayudó a abrir los ojos y los oídos, y a callar la boca para escuchar ‘los cuentos del Valle’.

“Estos cuentos me despertaron la imaginación para poner colores a los cuentos. Me ayudaron a entender el sentimiento de las familias con quien vivo. Encontré en varios cuentos mucha esperanza y mi esperanza es que se animen a escribir lo que piensan y lo que sienten”, dijo a los presentes.

Agradecido por la invitación, el padre Francisco García leyó el cuento “Incredulidad” ante los asistentes, quienes escucharon atentos. Al final algunos docentes y padres de familia hicieron algunas preguntas.

Ante la petición de uno de los asistentes, tanto el padre García como el escritor Miguel Ángel aseguraron que para escribir es necesario leer y soltarse a escribir.

“Leer lo que sea, escribir lo que sea, hasta cartas, crónicas, esa es la manera”, dijo el padre García.

“Lo que aconsejo es soltarse a escribir, de manera sencilla, como una plática, sin adornos”, dijo Miguel Ángel.

Para concluir el evento, la maestra Luz entregó un reconocimiento al padre Francisco García y a Miguel Ángel Chávez.

 

Un proyecto muy especial

El club de lectura ‘Vuelos de Libertad’, de la secundaria de San Isidro, fue fundado por la maestra Luz Estela Madero Duarte, doctora en investigación educativa, quien descubrió en los alumnos del plantel un alto índice de analfabetismo funcional.

La también escritora de biografías pensó entonces en la idea de formar un club para compartir experiencias con la lectura.

“Saben leer, pero no hay comprensión lectora y si no comprenden no pueden escribir. Me dediqué año y medio a este club y hoy cierro con broche de oro esta etapa, porque después de 28 años de servicio me jubilo para dedicarme a escribir”, compartió la docente.

En este club, dijo la maestra, atendió más de 30 adolescentes, quienes aprendieron a leer y algunos de ellos desarrollaron el gusto por escribir.

“Valió la pena haber sembrado la semillita. Tuve la iniciativa de hacer esta presentación del libro porque desde que lo leí quise que mi club lo leyera y así fue, en este tiempo la hice de terapeuta, porque el leerlo se sintieron identificados, alguno había perdido su papá, un hermano. Quise traer a los escritores para que supieran que son reales”, finalizó la maestra.