Hoy domingo 19 de noviembre se celebra en todo el mundo la Jornada Mundial de los pobres…El Papa Francisco nos invita a todos a compartir con los más necesitados no solamente hoy, sino siempre, como un modo permanente de vivir el evangelio…

 

Blanca Alicia Martínez

La comunidad de la parroquia La Virgen de la Luz vivió de una manera muy especial la Jornada Mundial de los Pobres, instaurada por el Papa Francisco.

“Programamos el sábado 18 un encuentro. Se seleccionaron 26 familias de nuestro entorno que tenían una realidad bastante crítica de los distintos rostros de pobreza, y las comunidades parroquiales les ofrecieron un convivio”, afirmó el padre Luis Escudero, párroco de la comunidad y asesor diocesano de Cáritas, que se encargó de promover la vivencia de esta especial Jornada Mundial

 

Entender el evangelio

El Sacerdote recordó que el papa Francisco, en su convocatoria nos dice que “estemos cada vez más convencidos de que compartir con los pobres nos permite entender el evangelio en su verdad más profunda”.

“Como responsable de Cáritas diocesana a eso es a lo que invito, porque también es importante señalar que esto no es un día de la jornada, es una invitación a entrar por un camino de modo de ser Iglesia”, afirmó.

Dijo que esta Jornada debe llevar a los fieles a acercarse siempre a ayudar o cubrir alguna necesidad de los hermanos más necesitados, compartir con los pobres, porque ellos también vienen a ofrecerle algo esencial a nuestro modo de leer el evangelio y sobre todo de practicarlo”, expuso.

 

Encuentro misericordioso

El padre Luis dijo que este encuentro de su comunidad con los más pobres intenta ser el inicio de un acercamiento entre lo que es la vida de la comunidad parroquial con muchas familias que muchas veces no se acercan a la iglesia “precisamente por sus mismas situaciones extremas, que a veces van también relacionados  con desintegración familiar o realidades de violencia, de alcoholismo, drogadicción”, dijo.

Explicó que este acompañamiento a estas 26 familias se prolongará en una experiencia para todo el año y que fueron las hermanas Siervas de los Pobres, que trabajan en el sector parroquial, quienes las identificaron e invitaron.

Finalmente el padre Luis recomendó a los fieles juarenses leer y comprender el mensaje profundo del papa, (fruto del año de la misericordia) y recordar que “si tu oración, si tu discipulado, si tu conversión no desemboca en un acto de encuentro misericordioso con las realidades sociales que más están lastimando la vida y la dignidad de nuestro pueblo, entonces hay que cuestionarnos esa espiritualidad”.