Ana María Ibarra

Con gran éxito se llevó a cabo el tradicional desayuno a beneficio del Asilo de Ancianos Senecú, atendido por las Misioneras de María Dolorosa.

El evento se realizó el pasado martes 28 de marzo y fue organizado por el patronato de voluntarias del asilo, quienes realizan diversas actividades para recaudación de fondos.

 “Hace más de 40 años que se realiza este desayuno, es una tradición, es para recabar fondos para el asilo que es una institución de beneficio, para los ancianos que nos llevan  Seguridad Pública y el Hospital General, pues son personas que no tienen familiares. Hay mucha gente dispuesta a cooperar con el asilo”, dijo la hermana María Olga Bojorques, directora del asilo.

Al evento acudió el obispo diocesano don José Guadalupe Torres Campos, quien agradeció a los asistentes por responder al llamado de apoyo a esta obra, y los invitó a seguir ayudando de manera permanente.

Actualmente el asilo hospeda a 70 ancianos solos, quienes tienen todo tipo de necesidades, desde artículos de limpieza, tanto personal, como para la limpieza del edificio, así como despensa y pago de servicios.

“Les agradecemos mucho a la gente que nos apoya cada año y les recordamos que el asilo no se ha acabado, seguimos teniendo necesidades siempre”, finalizó la hermana María Olga.