Claudia Iveth Robles

En el marco de la fiesta de la Inmaculada Concepción, el pasado mes de diciembre la comunidad de la parroquia Jesucristo Sol de Justicia festejó cinco años de su Capilla de adoración perpetua.

Celebró con una procesión que partió del parque  “Torres del Sur” y culminó en la parroquia, donde se celebró una misa panamericana y se realizó un convivio.

“Más de 400 adoradores que día y noche acompañan es para nosotros un regalo de parte de Dios, que infunde en la gente el interés y el cariño al Santísimo Sacramento”, dijo el padre Antonio Urrutia, párroco.

“Hay experiencias muy hermosas de milagros de personas que han encontrado fortaleza en la adoración”, agregó.

En el parque “Torres del Sur” se realizó una oración de desagravio, pues este sitio ha sido escenario de mucha violencia. Los fieles acudieron y rezaron con el deseo de que se recobre la paz.

“Es un signo de que Dios quiere que sigamos evangelizando y con mucho gusto acudimos a hacer una oración de desagravio, una oración de pedir por la vida, por la paz, por el sí a los jóvenes, a los niños, a la familia, a los valores humanos y cristianos”, dijo el sacerdote.

Lorena Cano, coordinadora de la capilla, dijo que actualmente hay cuatro líderes de la adoración nocturna, que cubren un horario de 6 horas, así como 150 capitanes de una hora, quienes dicen que han sido bendecidos con la presencia de Dios en sus vidas.

Durante el caminar hacia la parroquia, los fieles entonaron cantos a María, así como oraciones que se prolongaron hasta llegar al templo para la celebración Eucarística, en la cual dieron gracias a Dios por sus primeros años de la Adoración Perpetua.

Al final el sacerdote invito a todos a acudir ante Jesús Sacramentado porque Cristo está vivo.

“La Eucaristía es el centro de la Iglesia, ahí encontramos la fuerza para superar las pruebas, acudamos, porque Cristo nos espera”, puntualizó.