Claudia Iveth Robles

Ingenio, risa, ocurrencias y baile fue lo que ofreció el equipo teatral del Seminario Conciliar de Ciudad Juárez, a las personas que acudieron a disfrutar la tradicional pastorela “A Belén pastores”, que este año se presentó el pasado domingo 17 de diciembre en el auditorio Manuel Talamas Camandari de la Casa de formación sacerdotal.

El espectáculo se caracterizó por una notable actuación de los seminaristas y jóvenes  invitadas, que apoyaron la puesta en escena, la cual estuvo este año bajo la dirección  de Mariana Ramos, en coordinación con el seminarista Francisco Bueno.

Fueron 30 jóvenes los que participaron en el montaje, entre los actores, personal de staff, iluminación, escenografía y musicalización.

La pastorela “A Belén Pastores” narra la historia de unos pastores que intentan ir a Belén para adorar al Niño Dios recién nacido, después de que el Arcángel se les apareciera para decirles que  está cerca el nacimiento del Hijo de Dios.

Sin embargo, como siempre, el mal apareció en un par de diablos, que intentan ponen muchos obstáculos en el camino de los pastorcillos.

Uno de los diablillos se disfraza como pastor  y mete la cizaña entre los demás, puesles inyecta la avaricia, la envidia y la ira.

Así, entre una serie de enredos y malentendidos, los pastores casi desisten de su esfuerzo, aunque al final si recuperan la fe y esperanza en que todo se puede vencer para poder llegar a al mesón donde nació en niño Dios.

Muchas familias juarenses disfrutaron la pastorela entre risas y aplausos a uno de los espectáculos más tradicionales, entretenidos y divertidos de la comunidad del Seminario.

Mariana Ramos, directora de la pastorela dijo que la puesta en escena les llevó dos meses y medio de ensayo, incluídas algunas clases de expresión verbal y corporal.

“Me gustó mucho porque tratamos de rescatar el teatro tradicional, que si es meter chistes, pero también disfrutar de lo que es normal, tranquilo, que tenga un poco de los dos, pero principalmente dar sentido al nacimiento de Cristo que es el objetivo de la pastorela”, dijo Mariana.

La misma pastorela se presentó en el mismo espacio el miércoles 20 de diciembre, pero esta vez dirigida a bienhechores del Seminario y familiares de los seminaristas.