Don Adalberto Almeida y Merino podría convertirse en el segundo santo chihuahuense de la Iglesia Católica. El arzobispo de Chihuahua, Mons. Constancio Miranda, dio a conocer el inicio de la fase diocesana del proceso de canonización.

 

Blanca Alicia Martínez

Monseñor Adalberto Almeida y Merino, uno de los obispos más queridos de Chihuahua, podría llegar a los Altares. El proceso de su posible canonización dio inicio hace unos días en su fase diocesana.

Así lo dio a conocer el arzobispo de Chihuahua, monseñor Constancio Miranda Weckmann, quien emitió un edicto el pasado lunes 21 de agosto para informar la noticia y solicitar además el apoyo de los fieles de Chihuahua en esta fase.

 

Fama de santidad

En la circular o edicto, el obispo don Constancio explica que la fama de santidad de Mons. Almeida “lejos de haberse borrado con el paso de los años que han seguido a su muerte, se hace más firme, por lo menos en aquellos que tuvieron la fortuna de conocerlo y tratarlo”.

Asegura que un gran número de personas conservan un vivo y emocionado recuerdo de don Adalberto, y “no sólo se le recuerda como un excelente pastor, que se entregó de lleno a la renovación espiritual y pastoral de nuestra comunidad diocesana, sino también como un cristiano que como laico, sacerdote y obispo vivió de una manera ejemplar las virtudes cristianas, y en especial las teologales: fe, esperanza y caridad”, dice.

El arzobispo de Chihuahua recuerda las palabras de San Juan Pablo II en la Carta Apostólica Tertio Millennio Adveniente: “El mayor homenaje que todas las Iglesias tributarán a Cristo en el umbral del tercer milenio, será la demostración de la omnipotente presencia del Redentor mediante frutos de fe, esperanza y caridad en hombres y mujeres de tantas lenguas y razas, que han seguido a Cristo en las distintas formas de la vocación cristiana” , (n. 37).

Así, don Constancio asegura que el papa “nos invita a descubrir los modelos de santidad que pudiera haber en nuestras Iglesias locales, para fortalecer la fe de nuestro pueblo, hoy más que nunca necesitado de encontrar en ella la fortaleza para contribuir a la renovación moral de nuestra Patria”.

 

Proceso canónico

En la circular, monseñor Miranda afirma que el inicio de esta fase diocesana de canonización de monseñor Almeida, responde a una petición expresa de un grupo de sacerdotes, religiosas y laicos de Chihuahua.

Agrega que “después de haber escuchado el parecer favorable de los Excmos. Sres. Obispos de nuestra Provincia Eclesiástica, hemos decidido solicitar a Su Santidad el Papa Francisco, a través de la Congregación para las Causas de los Santos, que nos permita iniciar el proceso canónico que lleve a la ansiada declaración oficial de la Iglesia sobre la santidad de Don Adalberto”.

Igualmente el arzobispo pide a las personas hacer llegar documentos escritos por el Siervo de Dios o acerca de él, datos sobre su vida, anécdotas, fotografías, favores recibidos por su intercesión, testimonios y opiniones.

El texto episcopal dice que las aportaciones se pueden hacer llegar al Pbro. Lic. José Luis De Haro Trevizo, a quien nombró Postulador de la Causa de Canonización del Siervo de Dios Adalberto Almeida y Merino.

 

Colaboraciones para la fase diocesana a:

Pbro. Lic. José Luis De Haro Trevizo

Tribunal Eclesiástico de Chihuahua, Calle 32 (o 16 de Septiembre) No. 803,

Colonia Cuauhtémoc, Chihuahua, Chih.

Correo Electrónico: tribunal01_ch@hotmail.com

Horario de oficinas: 9am a 2pm de Lunes a Viernes

Teléfono: 614  410  5376