Seis jóvenes concluyeron su formación en el Seminario Conciliar que esta semana fue testigo de su gradación en Teología.

Ana María Ibarra

Con seis graduados de la facultad de teología, última etapa de la formación en el Seminario, concluyó el ciclo escolar 2018-2019.

Para dar gracias a Dios por haber concluido un año más de estudios, se realizó una misa en la capilla principal del Seminario Conciliar, el pasado 30 de mayo, día en que los aspirantes al sacerdocio estuvieron acompañando de familiares, amigos y personas de sus comunidades, así como de sus párrocos.

Predicar y trabajar

“Damos gracias a Dios por un año escolar en el Seminario. Particularmente por quienes se gradúan en filosofía y teología”, dijo en su saludo el obispo don J. Guadalupe Torres Campos, quien presidió la Eucaristía.

En su homilía el obispo reflexionó sobre el mandato de Jesús: “Vayan a todo el mundo y prediquen el evangelio”.

“La Iglesia lo hace, somos misioneros predicando que Jesús es el Mesías y trabajando para el Reino”, expresó el obispo.

Monseñor Torres resaltó la formación humana, intelectual y espiritual de los alumnos en el Seminario y cómo ésta los debe llevar a predicar a Cristo.

“En el Seminario nos preparamos para ser buenos cristianos en primer lugar y, si Dios lo concede, ser sacerdotes. La formación que recibo en el Seminario me debe lanzar a predicar, a dar testimonio de Cristo, pero también, como dice la enseñanza de Pablo, hay que ser trabajadores”, citó.

Orar por ellos

Al hablar sobre la importancia al concluir este ciclo escolar, el obispo dijo que ésta radica en corresponder a lo que se ha aprendido.

“Estoy llamado a que el siguiente año seguir fortaleciéndome, trabajar y esforzarme más. Hay que dar gracias a Dios por su lealtad. Debemos ser fieles a Dios sin titubear, sin vacilar”.

El obispo felicitó a los graduados de preparatoria, filosofía y teología, así como a las familias de los estudiantes, así como agradeció a los formadores y maestros del Seminario.

“Quiero agradecer a los formadores por su trabajo, a los maestros por sus enseñanzas, a los párrocos por su apoyo y su testimonio”.

Igualmente agradeció la confianza de las diócesis de Nuevo Casas Grandes y Cuahutémoc Madera, representadas por los sacerdotes César Alejandro Gómez, e Israel Gómez, respectivamente, por enviar a sus jóvenes a estudiar la preparatoria.

Finalmente el obispo invitó a la comunidad a orar por los formadores, mientras el padre Juan Manuel Orona, rector del Seminario, le agradeció:

“A nombre del Seminario quiero expresar nuestra gratitud por su confianza y su presencia en momentos muy significativos. Gracias por estar al pendiente de los muchachos y de nosotros. Dios lo bendiga y acompañe siempre en su labor de guiar a nuestra diócesis”, agradeció el rector.

Graduados

Los jóvenes que se graduaron de la facultad de teología y concluyeron así su formación en el Seminario son: Eduardo Canales, Luis Soriano, Arturo Martínez, Ángel Quintana, Diego García y René Acosta.

Todos ellos se hospedarán en la Casa Pedro de Jesús Maldonado, para continuar con el acompañamiento y formación en espera de las Órdenes Sagradas.

Compartir