Esta fue la petición que hizo el obispo de Ciudad Juárez, don Guadalupoe Torres Campos, a la comunidad parroquial de San Isidro Labrador, con la que celebró su fiesta patronal…

Claudia Iveth Robles 

La comunidad de la parroquia San Isidro se reunió el pasado lunes 15 de mayo en el estadio de beisbol “Chon” Puebla de aquel poblado, para celebrar con la Santa Misa a su santo patrono, San Isidro Labrador.

La misa fue presidida por el obispo don José Guadalupe Torres Campos y concelebrada por el padre Istibal Valenzuela, párroco de la comunidad, así como por el padre José González, quien fue también párroco de aquella comunidad. 

A la Eucaristía asistieron los vecinos del poblado, entre ellos los agricultores que acudieron con sus tractores para recibir la bendición del obispo. Todos escucharon atentos el mensaje que les llevó el obispo don José Guadalupe Torres Campos, quien les pidió ser labradores de fe, esperanza y de paz.

“Nos presentamos esta mañana para ofrecernos en sacrificio como peregrinos, labradores de esperanza. No hay que echarnos para atrás, no hay que desanimarnos, hay que seguir adelante, perseverar y  seguir fieles, confiando siempre en la presencia de nuestro Padre Dios”, dijo el obispo en su homilía. 

Señaló que una de las características de los cristianos es el gozo, hacer todo con alegría, ya sea trabajando en el campo, en la Maquila, en el hogar, en la parroquia o estudiando.

Así, el obispo motivó a los vallejuarenses a seguir  trabajando con empeño, en una esperanza gozosa que dé frutos abundantes, y los llamó a  trabajar muy de cerca con su párroco el padre Istibal  Valenzuela.

“El Señor espera de esta parroquia frutos de conversión, de unidad, de paz y justicia, de amor y servicio. Seamos Santos como San Isidro, humildes, sencillos y generosos. Sean una comunidad labradora de misericordia, esperanza y amor”, puntualizó el obispo. 

Al final de la misa don Guadalupe bendijo cada uno de los tractores que llevaron los agritultores y presentaron como instrumentos de trabajo.

Al final, como es tradicional en esta fiesta, los habitantes compartieron el pan y la sal en un ameno convivio. 

 

Registra avances templo parroquial

Grandes avances presenta el templo parroquial de san Isidro Labrador, en el Valle de Juárez, luego de haber sufrido la destrucción total en 2005 por un incendio.

Como se sabe, siendo párroco el padre José González logró construir un nuevo edificio para el templo y ahora el padre Istibal Valenzuela, quien fue nombrado párroco en junio de 2015, ha conseguido avanzar con algunos detalles en el templo.

Se colocó ya un domo en forma de cúpula que cubre el área del presbiterio y el altar y también se instaló el altar de una sola pieza, labrado en cantera y traído especialmente desde el estado de Hidalgo, el cual espera ser consagrado por el obispo don J. Guadalupe Torres Campos cuando haya más avance en el templo.

También se instalaron algunos vitrales alrededor del domo, realizados a mano especialmente para este templo ubicado en el Valle de Juárez, cuya comunidad sigue trabajando arduamente para contra con un edificio bello y digno.