Presencia

PALABRA Y TESTIMONIO DE LA IGLESIA CATÓLICA EN CIUDAD JUÁREZ

Local Migrantes 2019

Sensibles y solidarios, fieles atienden a migrantes

Ana María Ibarra

En un gesto de sensibilidad y solidaridad, la comunidad parroquial de San Juan Apóstol y Evangelista ha recibido a grupos y familias de migrantes acondicionando sus espacios para darles albergue.

El padre Francisco García, párroco, se dijo agradecido con su comunidad por la disponibilidad para este servicio, mismo que está siendo acompañado muy de cerca por el padre Luis Alcalá, vicario parroquial.

 

Así se prepararon

Con la llegada de migrantes a Ciudad Juárez, y al encontrarse cerca del Gimnasio de Bachilleres, que albergó migrantes, el consejo parroquial de San Juan Apóstol, se reunió y acordó acoger a migrantes que se acercaran a la parroquia a solicitar hospedaje.
“Como consejo, decidimos que los recibíamos en los salones parroquiales y para ello nos preparamos un poco con colchonetas, cobijas, despensa. Sin embargo, nos dimos cuenta que teníamos que prepararnos emocionalmente para disponernos a recibirlos”, compartió el padre Francisco.
Hace poco más de tres semanas llegó a la parroquia un grupo de tres familias pequeñas, de Guatemala, nueve personas, la parroquia ya contaba con un pequeño salón preparado y ahí los recibieron.
“Cuatro días después, una tarde lluviosa y muy fría, llegó un grupo de 26 cubanos. Nos vimos en dificultad para encontrarles hospedaje y decidimos recibirlos. Abrimos un salón grande”, compartió.
Así fueron llegando más hasta llegar a 50 personas. Algunos se han desesperado y se han ido cruzando a Estados Unidos. Actualmente son 44, la mayoría cubanos, algunos de Nicaragua, Honduras y Guatemala.

Convivencia entre hermanos

Ante los prejuicios que pudiera haber en los miembros de la comunidad, el padre Francisco optó por platicar con los coordinadores de los grupos.

“Fue un trabajo muy interesante y muy rápido de la misma comunidad para superar los prejuicios. La preparación se va dando al paso y día a día. Gracias a Dios tenemos varios salones, en unos están los migrantes, y otros son para los grupos, pero conviven”.
Añadió que los migrantes se han integrado entre ellos para la preparación de la comida, la limpieza en el lugar donde se hospedan, pero también se involucran en la limpieza del templo, el parque y otras áreas.

Además, algunas personas de la comunidad los invitan a sus casas a darse un baño, lavar la ropa, e incluso a pasear.

“Esa ha sido la forma de convivir con ellos, de verlos como parte de la familia de Dios, como unos hermanos que ahora están en una circunstancia diferente. Gracias a Dios, alrededor de 15 ya están trabajando”, informó.
Consciente de que el albergue no puede ser permanente, el párroco dijo que no cerrará en el corto plazo.

“Una de las características de este fenómeno es la incertidumbre, no sabemos cuánto tiempo va a durar esto. Están en una situación de mucha vulnerabilidad y tenemos claro que requieren ayuda, y ayudaremos hasta donde nos sea posible”, dijo.

Responsabilidad evangélica

Las dificultades que enfrenta la comunidad, no han sido pocas, sin embargo, dijo, es una oportunidad de abrir las pastorales de manera novedosa, y recibir la riqueza que los migrantes ofrecen con su presencia.

“La parroquia no ha dejado de hacerse solidaria, me siento apoyado por la comunidad. El padre Luis Alcalá de una manera muy especial ha estado muy involucrado en el servicio con los migrantes, ha hecho un servicio excelente, cercano con los migrantes”, resaltó.
“Quiero resaltar que esta comunidad se ha puesto en un nivel de responsabilidad, de cercanía, de bondad, generosidad y quiero reconocerlo. Los migrantes, en nuestra comunidad, se ha sentido no solo acogidos, sino protegidos y aceptados”.

frase…
“Hay una emergencia real en la ciudad y es probable que sea mayor. El migrante, en la Sagrada Escritura tiene un privilegio. La Iglesia Católica tiene una oportunidad de servir y hacer más ligero el camino de estos hermanos. Tenemos que ayudarlos como obligación evangélica”
Pbro. Francisco García

La comunidad requiere
* Artículos de higiene personal y de limpieza.
Informes al teléfono:
620 8024

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: