Son los Discípulos de Jesús 2015

 

Por su entrega total y su servicio de evangelización en apoyo a la Diócesis de Ciudad Juárez, Periódico Presencia otorga este año 2015 el reconocimiento “Discípulos de Jesús” al grupo Laicos en Misión Permanente.

 

Ana María Ibarra

Con el Sistema Integral de Nueva Evangelización (SINE), Laicos en Misión Permanente ha llevado a miles de personas a encontrarse y a enamorarse de Jesús a través de retiros de evangelización y un proceso de catequesis en pequeñas comunidades que a su vez dan testimonio de su conversión saliendo a misionar y evangelizar a sus hermanos.

“Nadie puede dar algo si antes no lo ha recibido. Un día alguien me habló de Jesús, lo acepté y todo lo demás ha sido obra de Él…solo de Él”, dijo el doctor Ruiz en charla con Periódico Presencia en alusión a la labor que realiza Laicos en Misión Permanente en la Diócesis de Ciudad Juárez.

Por su labor, este semanario decidió distinguir este 2015 al grupo Laicos en Misión Permanente, y eleva oraciones para todos quienes colaboran en este valioso equipo sigan dando testimonio del amor del Hijo de Dios en esta urbe fronteriza.

 

Antecedentes

“Vayan por todo el mundo y proclamen la buena nueva a toda creatura” (Mc.16,15), es la misión y el mandato que Laicos en Misión Permanente decidieron hacer vida hace 30 años, después de haber tenido ellos mismos un encuentro personal con Cristo.

“La importancia de la misión se deriva del hecho de que es un mandato de Jesús, no es una sugerencia, nos pide claramente que lo realicemos”, escribió en un documento el doctor José Ruiz, fundador del grupo.

Teniendo claro este mandato y movidos por el amor a Dios, el grupo Laicos en Misión surgió hace 30 años en el Instituto México por iniciativa del hermano marista Luis Dávalos, el padre Alfonso Navarro y un grupo de padres de familia (hoy Laicos en Misión) preocupados por asegurar el futuro espiritual de sus hijos.

“Iniciamos en noviembre de 1985 mi esposa y yo. Después de la plática con el hermano Dávalos nos dimos a la tarea de invitar a matrimonios del colegio que hubieran tenido una experiencia de evangelización. En total éramos nueve personas”, compartió el doctor Ruiz en su documento.

Este pequeño grupo invitó a otros padres de familia del Instituto al primer retiro donde reunieron a 30 personas, quienes fueron la base de los primeros misioneros y pastores.

Las primeras tres misiones se llevaron a cabo en los tres niveles educativos: kínder, primaria y secundaria. Con ellas lograron llegar a los padres de familia de toda la escuela y formando con ellos pequeñas comunidades para su seguimiento.

 

Sistema sin fronteras

Al darse a conocer el trabajo de estos padres de familia, recibieron invitación para implementar este sistema en congregaciones religiosas, comunidades y otros colegios.

Su primera salida fue a impartir un retiro a las religiosas del Sagrado Corazón y de los pobres de la provincia de Chihuahua.

“La hermana Luz del Carmen vivió esta experiencia de retiro y al ver el efecto de la predicación, el cambio en los corazones y el testimonio de los padres de familia del colegio solicitó un retiro para la congregación al que acudieron 50 religiosas, mismas que solicitaron el proyecto para sus comunidades.

De esta manera, Laicos en Misión Permanente salió a evangelizar a diferentes partes de Chihuahua y otros Estados, además de Estados Unidos y Canadá.

 

Llega a parroquias diocesanas

Ante la cultura de la muerte que se respiraba en la ciudad, por el año 2009, ocasionada por la falta de fe en las personas, Laicos en Misión Permanente vio con gran tristeza cómo la falta de fe y de servicio se revertía en contra de las familias.

“Pudimos ver y sentir que el mal esta muy bien organizado y que unos pocos pusieron de rodillas a todo un pueblo”, señaló Ruiz.

Con esta reflexión, Laicos en Misión Permanente vio la necesidad  de realizar acciones que pudieran hacer que las personas de la ciudad volvieran su mirada a Dios y le dieran un “Sí” entregándose totalmente.

La oportunidad de realizar esta misión en la diócesis llegó en el 2009 cuando el padre Héctor Aguilar, párroco de la comunidad San Martín Obispo solicitó su apoyo para la evangelización de sus servidores y fieles.

“Lo más maravilloso que nos ha pasado es nuestro encuentro personal con Cristo que nos ha transformado y le ha dado sentido a toda nuestra vida. Con alegría vemos que donde aplicamos este sistema sucede lo mismo que nos sucedió a nosotros: un cambio personal que cambia las familias e impacta a la sociedad”, dijo el doctor Ruiz.

En estos seis años, Laicos en Misión Permanente ha realizado retiros de evangelización para 10 parroquias, en los cuales se han evangelizado miles de personas, que en su mayoría continúan un proceso a través de catequesis por pequeñas comunidades, además de ser servidores entregados y comprometidos con su Iglesia.

 

Tres objetivos de LMP

El fundador del grupo Laicos en Misión Permanente explicó cuáles son los objetivos del grupo y cómo se consigue alcanzarlos.

 

  1. Ir a todos: Se busca por muchos medios posibles, especialmente la misión, ir a todos los miembros del territorio parroquial, promoviendo eventos que ayuden a despertar el interés de los fieles para tener un encuentro con Dios.
  2. Darles todo: Un retiro de evangelización donde renueven sus sacramentos y tengan un encuentro con Cristo. Ofrecerles una catequesis permanente para madurar su fe y, a través de pequeñas comunidades, fomenar y fortalecer su relación entre hermanos, con Cristo como centro y María como modelo de discípulo.
  3. Involucrarlos a todos: Que todos se sientan responsables unos de otros convirtiendose en apóstoles, misioneros, evangelizadores y agentes dispuestos al servicio de Jesús aportando recursos, capacidades y talentos para el bien de la comunidad.

 

Parroquias beneficiadas con LMP

  • San Martín Obispo
  • Santa Cecilia
  • Santa María de los Ángeles
  • Jesús Príncipe de Paz
  • San Vicente de Paúl
  • La Santísima Trinidad
  • Dios Padre
  • La Virgen de la Luz
  • La Asunción de María
  • Inmaculado Corazón de María

 

Misión completa en parroquias

  1. Sectorización de la parroquia, preparación de misioneros
  2. Publicidad de la Misión en el sector
  3. Procesión con el Santísimo
  4. Misa de Envío
  5. Visita casa por casa
  6. Casas de Oración
  7. Asamlea Kerigmática e informativa
  8. Retiro de evangelización
  9. Formación de las comunidades y catequesis