Este domingo se celebró la fiesta del Buen Pastor y el Día del Seminario y presentamos la labor que once sacerdotes realizan buscando configurar a los seminaristas con Jesucristo, el Buen Pastor. ¡Apoya al corazón de la diócesis! 

 

Ana María Ibarra/ Cristina Delgado 

  

Segunda parte 

Pbro Guillermo Sías,  

Director espiritual de la Facultad de Teología 

En su labor dentro del Seminario, el padre Guillermo se encarga de acompañar a los jóvenes de la última fase de formación, en el discernimiento de su vida vocacional y espiritual. 

Al sacerdote, formar a los jóvenes estudiantes le hace pensar en Jesús, formador de sus discípulos. 

“La labor del Seminario me hace pensar mucho en la pequeña comunidad que Jesús emprende con sus apóstoles, en el primer Seminario: Jesús formador de sus discípulos, aquellos que han sido llamados por Jesúsacompañados y formados con sus enseñanzas”, expresó. 

Jesús rectificó los pasos de sus discípulos, sus enseñanzas, su vida, los corrigió, pero también los educó de muchas maneras a través del mismo evangelio predicado, del evangelio vivido que Jesús manifestaba  con su ejemplo”, dijo. 

“Un sacerdote formador es también alguien que debe estar muy cerca con los seminaristas que el Señor congrega y saber que la obra es de Él, no nuestra, aunque sí tenemos que identificarnos y enamorarnos con esa obra, sentirla también nuestra en el sentido de que compartimos con Jesús, la vivimos con él, sabiendo que él va por delante, comentó el padre Sías. 

EL padre Guillermo considera su labor como una obra de la gracia yo los veo en esa doble perspectiva: que es un don, es una gracia que están recibiendo y que hay que vivirla desde la gracia, pero también desde la respuesta humana conquistándola, alcanzándola luchando por ella, cuidándola comprometiendo todo su ser y quehacer”. 

“Ser pastores es algo delicado, importante, bello y merecido pero que también requiere mucho de su respuesta, su decisión, su libertad, su voluntad y comprometer toda su vidadijo el padre Guillermo sobre los seminaristas   

 

Pbro. Jaime Melchor Valdez 

Director espiritual del Seminario Menor  

El padre Jaime es responsable de encaminar a los adolescentes en un descubrimiento de su propia fe, algunos de ellos con una clara visión del servicio de la Iglesia y otros en ese aprendizaje. Se encarga de dar acompañamiento vocacional en el área espiritual de los jóvenes de preparatoria. Los acompaña en sus retiros espirituales, en la confesión, en la dirección espiritual, en momentos difíciles en que deben tomar decisiones, aunque sin influir en ellos, sino dándoles directrices.  

 

Me parece en esta etapa que es la preparatoria que son jóvenes muy nobles que buscan discernir su llamado, sienten alguna espinita por seguir a Jesucristo, unos tienen más claro lo que es el servicio en la Iglesia porque fueron monaguillos, acólitos, catequistas, otros siguen en la búsqueda sobre la fe, entonces son muy variadas las disponibilidades que tienen para este seguimiento”, compartió. 

Explicó que en el Seminario Menor los grupos son heterogéneos. 

“Estamos hablando de adolescentes, algunos de 14 años de edad, otros de  15 o 16 años de edad, los mayores son de 18 años de edad cumplidos antes de salir de preparatoria, entonces encontramos una realidad familiar distinta, sobre todo realidad social-familiar”, comentó. 

Dijo que en el acompañamiento abordan el área humana y espiritual “Buscamos que haya apertura espiritual en sus sentimientos, se aborda el área humana y lo que ellos van sintiendo en relación a lo aprendiendo, a su familia, a su relación social-familiar”, dijo. 

El padre Jaime dijo que los muchachos “preguntan de todo y son muy demandantes” pues están en la etapa que implica tomar una decisión (cuando se cursa el tercer año de preparatoria) para continuar o no en la formación del Seminario. 

Por ello pidió el apoyo y las oraciones de la comunidad por estos seminaristas y por quienes los guían.  

 

Pbro. Víctor Vega.  

Director espiritual del Curso Introductorio y responsable de estudios del Seminario Mayor. 

El padre Víctor acompaña a los estudiantes en el discernimiento y cultivo espiritual de la vocación particular. Les acompaña en los retiros, en las oraciones, en el quehacer diario. Es responsable de supervisar los maestros, organizar horarios y supervisar al departamento de Control Escolar, así como la relación con la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez para la validación de los estudios, las calificaciones de los muchachos, elaboración de las tesinas e informes académicos de cada uno de los jóvenes. 

 

Pbro. Alberto Castillo Bravo.  

Director Espiritual de la Facultad de Filosofía. 

El padre Alberto atiende la espiritualidad de los jóvenes que están en la Facultad de Filosofía, les da acompañamiento en el desarrollo de su vocación, su relación con Dios y su discernimiento. 

El padre Castillo Bravo ha estado como director espiritual de Filosofía y fue ecónomo del Seminario.  

 

 

Pbro. Luis Maldonado 

Asesor de Pastoral Vocacional  

El padre Luis se encarga de acompañar, promover y discernir las vocaciones hacia la vida sacerdotal y religiosa, sin excluir a la vida laical como la soltería y el matrimonio. 

“Mi tarea es iniciar un proceso de discernimiento vocacional con el uso de varias herramientas, por ejemplo en el aspecto espiritual tenemos vigilias vocacionales, las horas santas vocacionales, la misa vocacional, retiros, jornada preseminario, campamentos vocacionales; todo esto bajo un clima de oración, de fraternidad para que los jóvenes conozcan el estilo del sacerdote diocesano que tiene una espiritualidad muy propia como es la caridad pastoral”, explicó el padre Luis sobre su labor 

Para promover las vocaciones, dijo, se ofrecen diversas actividades en parroquias, decanatos, y en diversos encuentros diocesanos, entre ellos “Loco encuentro con Cristo”,  jornada vocacional, la jornada de Semana Santa y el Pre-Seminario. 

Dijo que en los eventos, desde un inicio algunos jóvenes demuestran inquietudes vocacionales y en el proceso se van dando cuenta si ese es el camino o si es otra la inquietud vocacional. Aclaró que a quienes ya están cursando el Seminario y de pronto descubren que su vocación es el matrimonio, se les apoya. 

¡Apoya al Seminario! 

Depósito  

BBVA Bancomer 0133722147 

Clabe para transferencia 012164001337221472 

Compartir