Una nueva edición especial del Lamborghini “Huracán” que fue presentada al Papa Francisco la mañana del miércoles 15 de noviembre, será subastada para donar los ingresos conseguidos a obras de caridad. Parte de los fondos recaudados de la subasta de Sotheby’s irá al proyecto “Regreso a las raíces” de la fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN). Según el comunicado de prensa del Vaticano, con este gesto el santo Padre se solidariza “con los desplazados internos en el Kurdistán iraquí, para permitir a los cristianos desplazados regresar a sus aldeas de origen y recuperar su dignidad después de la devastación el grupo Estado Islámico”.

Otros proyectos que se podrán financiar con la subasta del Lamborghini será la ayuda a víctimas de la trata de personas y de la prostitución por medio de la Comunidad Papa Juan XXIII y otras dos asociaciones italianas que desarrollan su actividad principalmente en África, Gicam y Amigos de Centroáfrica.

“Hemos agradecido al Santo Padre y le hemos asegurado que daremos un profundo sentido a su regalo al traer a miles de cristianos más de vuelta a Nínive”, dijeron Alfredo Mantovano y Alessandro Monteduro,  presidente y director de ACS-Italia, presentes en la entrega del elegante coche, blanco con una franja amarilla en los colores del Vaticano, frente a la Casa Santa Marta en Roma.

Italy, Rome. November 2017
Pope auctions Lamborghini to support Christians in Iraq.
A brand-new Lamborghini special edition Huracan presented to Pope Francis will be auctioned off with the proceeds donated to charity. Part of the funds raised from the Sotheby’s auction will go to the project “Return to the roots” rules by foundation Aid to the Church in Need (ACN) to allow displaced Christians to return to their original villages and recover their dignity after the devastation by the Islamic State group.

Apoyo de empresas

No es la primera vez que el Papa Francisco apoya a los cristianos perseguidos en Irak a través de la Fundación Pontificia ACN. En 2016, donó 100 mil euros al Hospital Saint Joseph en Erbil, donde miles y miles de refugiados reciben tratamiento.

“Durante la reunión de hoy le hemos mostrado a Francisco los primeros logros de nuestro proyecto y fotos de las primeras familias que han regresado a casa”, continuaron Mantovano y Monteduro.

“También enfatizamos, junto con él, que nuestro plan es parte de un gran proceso de reconciliación y perdón y fruto de un acuerdo entre iglesias locales, cuyos sacerdotes y religiosos colaboran activamente y acompañan la reconstrucción también con obras concretas”.

ACN también agradeció al fabricante de automóviles deportivos Lamborghini: “El obsequio al Papa por parte del fabricante de automóviles, es un buen ejemplo de cómo las grandes empresas pueden ayudar a los cristianos que sufren”, dijo el presidente y director de ACS. (Ayuda a la Iglesia Necesitada-México)