Con 26 años de casados, Lolis y Víctor Pineda saben la importancia de dedicarle tiempo a su pareja con base en el amor…comparten cómo Encuentro Matrimonial rescató su relación. 

 

Ana María Ibarra 

Con 26 años de matrimonio y tres hijos, Lolis y Víctor Pineda saben lo importante que es dedicarse tiempo como pareja, pues aseguran que aunque exista amor, la rutina y los roles que cada uno tiene que asumir pueden llevar al matrimonio a una separación física y espiritual. 

Por ello, como parte del movimiento Encuentro Matrimonial Mundial, compartieron cómo lograron rescatar su matrimonio y dieron algunas claves para que las parejas puedan dedicarse un tiempo a solas para reencontrarse. 

 

Perdidos en prioridades 

Como en todo matrimonio de recién casados, dijo Lolis, fue más fácil encontrar un tiempo a solas como pareja al no haber hijos, además de que aún se sentía el romance del noviazgo.  

“Conforme avanzaron los años nuestra relación fue bajando y nos fuimos perdiendo en prioridades. Los hijos vienen a cambiarnos la vida, pero deben de llegar a integrarse a una vida que ya empezamos como matrimonio; muchas de las veces nosotros queremos integrarnos a ellos”, expresó 

Recordó que con la maternidad se descuidó su relación matrimonial y ésta se fue enfriando, al grado que ya no fue una prioridad, sino una opción.  

“Empezaron a entrar como prioridades los hijos, la casa y el trabajo. Se van metiendo muchas prioridades sin darnos cuenta y eso es muy peligroso. A  me pasó, de repente me sentía sola y cada vez más alejada de Víctor en todos los aspectos de la vida; nuestro matrimonio se fue a lo último”, reconoció 

Víctor dijo que a los siete años de casados él estaba enfrascado en el trabajo, seguía en la escuela y su tiempo libre era para estudiar. “ Yo creía que nuestro matrimonio estaba bien, Lolis no, fue entonces cuando llegó la invitación a vivir un fin de semana de Encuentro Matrimonial y me di cuenta de todos mis errores. Pensé que no faltaba nada, pero faltaba yo”. 

 

Un tiempo a solas 

Vivir ese fin de semana, dijo Lolis, los ayudó a tomar conciencia de que su prioridad debe ser su relación de pareja y que la base es el amor. 

“Aunque estemos todo el día separados, él en el trabajo y yo en la casa, buscamos algunos días para compartir solos, dos o tres horas fuera de casa. Defendemos ese tiempo de calidad que debemos de dar a nuestra relación, porque de eso se nutre. Si no lo hacemos así es muy fácil que nos vayamos separando de espíritu, de cuerpo y en todos los aspectos”, expresó. 

Víctor compartió que los martes se van a tomar un café, los sábados a almorzar y los domingos lo toman como día familiar. 

“El tiempo juntos es algo muy importante que nos ha ayudado en nuestro matrimonio. La confianza de poder platicar los problemas, ya sea al final del día, nos ayuda a afrontarlos para irnos a dormir tranquilos y desahogados”, dijo Víctor.  

Otros aspectos que les han ayudado en su relación es salir de vacaciones y expresarse su amor. 

“El decirle que la amo o tomarla de la mano ya se había perdido. Después de vivir nuestro fin de semana me di cuenta que era necesario. El dejar de lado la rutina con una simple llamada, unos mensajitos. El romance de todos los días, y durante todo el día, nos ayuda para llegar a tener un encuentro íntimo y tener esa unión en el acto conyugal”, afirmó Víctor.  

 

Defender el momento a solas 

Aunque aseguran que no es del todo fácil mantener esos momentos a solas, Lolis y Víctor han aprendido a defender esos espacios como pareja, a pesar de todo. 

A nosotros nos ha funcionado que, a Jimena, nuestra chiquita de 5 años, le tenemos un horario para dormir. Antes de las 8 ella debe de estar en la cama para que Víctor y yo podamos convivir. Es algo vital e importante, es lo que nutre nuestra relación. Cenamos juntos, platicamos, vemos una película. Son tiempos de compartir, en casa o fuera de ella, pero es importante”, dijo Lolis. 

Víctor agregó que han tenido caídas y vuelven a caer en la rutina, pero nos damos cuenta y volvemos a retomarlo. Lo que nos ayuda a todo esto es nuestro amor. Quiero a Lolis y me doy tiempo de estar con ella. Aprendimos a tener un tiempo diario para platicar y dialogar, saber uno del otro, eso me impulsa a seguir. Tenemos una oración y pedimos a Dios que siempre esté presente”. 

 

Mensaje 

Basados en su experiencia, ambos reconocieron que durante los primeros siete años de casados creyeron que, con el hecho de quererse y amarse, su matrimonio funcionaría, sin embargo cayeron en una crisis matrimonial. 

Ante esto, invitaron a los matrimonios a invertir tiempo de calidad en su relación.  

“Es una lucha constante, difícil, pero nuestra relación debe ser lo primero. Busquemos como matrimonio momentos para nutrirla, tiempo de calidad, para estar en contacto como pareja. Es muy importante luchar día a día para mantener nuestra relación fuerte”, dijo Lolis. 

Víctor aconsejó expresar el amor con palabras a la pareja, con detalles y tiempo de calidad. Les hago la invitación: en septiembre habrá un Fin de Semana de Encuentro Matrimonial. Estén pendientes”, finalizó. 

 

 

 

“Defendemos ese tiempo de calidad, si no lo hacemos así es muy fácil que nos vayamos separando de espíritu y de cuerpo” 

Lolis Pineda  

 

“El romance de todos los días nos ayuda para llegar a tener un encuentro íntimo y tener esa unión en el acto conyugal” 

Víctor Pineda  

 

Encuentro Matrimonial 

En Ciudad Juárez tendrá la experiencia de Fin de Semana los días 20, 21 y 22 de septiembre del 2019. Asistan y aprendan una técnica de comunicación que fortalecerá su matrimonio.  

Información: 656-321-2277 y 656-626-1650 

Compartir