Claudia Iveth Robles

Debido a lo delicado de la salud del padre Alberto Meléndez, párroco de Santo Toribio de Mogrovejo, el obispo designó un administrador parroquial para esta comunidad del poniente de Ciudad Juárez.

dsc_0183Fue el pasado martes 27 de diciembre cuando se presentó al padre Juan Herrera como administrador parroquial, ante la comunidad que lo recibió con los brazos abiertos.

En ausencia del obispo, monseñor José Rene Blanco Vega, vicario general de la diócesis, hizo la presentación en una misa concelebrada por los sacerdotes Martín Magallanes, Raúl Vega, Luis Escudero y Aristeo Baca, quienes oraron y pidieron por la salud del padre Meléndez.

El padre Aristeo Baca, leyó la carta en la que el obispo dio el nombramiento como nuevo administrador parroquial al padre Juan Herrera, exhortándolo a trabajar con todos los derechos y obligaciones que corresponden al párroco.

Al término de la lectura monseñor René Blanco cedió la sede al padre Juan pidiéndole presidir celosamente la Eucaristía desde el lugar que representa a Cristo, Maestro y Señor.

dsc_0190“Tú también revístete de la alegría de Cristo, de la alegría del Espíritu Santo y no dejes que las dificultades de la vida te roben la alegría del corazón, la alegría de la fe y esperanza del amor de Dios”, le dijo monseñor Blanco.

Dio gracias a Dios por el servicio del padre Beto Meléndez, quien junto al padre Martín Magallanes trabajó incansablemente en esa parroquia y en la Pastoral Penitenciaria, que tiene como sede la comunidad, por encontrarse muy cercana a la cárcel.

“Viene aquí el padre Juan para seguir anunciando la alegría del Evangelio y para alimentar nuestra fe en Cristo resucitado, nuestra esperanza en Él”, dijo monseñor para luego pedir a la comunidad y al decanato seguir viviendo la comunión en la fe, en la esperanza y en el amor, y también orar por el sacerdote, quien será intervenido quirúrgicamente en los próximos días.