Lo que desean laicos de la Diócesis de Ciudad Juárez a sus sacerdotes, para este 2019 que llegó.

 

Ana María Ibarra

Cada año Nuevo se presentan nuevos deseos para cumplir en los siguientes 12 meses en  los que Dios nos da una nueva oportunidad para alcanzar las metas o La Meta, que en el caso de los cristianos católicos debe ser el Cielo.

Y en afán por conseguir esa meta trabaja cada persona, comunidad y la Iglesia entera, ayudando unos a otros.

Periódico Presencia quiso consultar a sacerdotes y laicos cuáles son los deseos y las esperanzas que tienen de unos y otros para el 2019, con el fin de construir una mejor comunidad y juntos, alcanzar el Cielo.

Aquí los deseos de laicos para sacerdotes.

 

Que la experiencia de Jesús como Verbo encarnado, les permita acercarse más a la vida de la gente, escuchar más sus dolores, sus sufrimientos, y que la pastoral, sea una pastoral precisamente encarnada, que parta de esas situaciones de la gente y que puedan ser buena noticia para las situaciones que viven cotidianamente de falta de trabajo, pobreza, inseguridades, de sufrimiento. En el contexto que estamos viviendo como frontera, deseo que los sacerdotes puedan ser mediadores para que la comunidad se sensibilice y favorecer una solidaridad con los migrantes, donde las comunidades, como lo dispuso el señor obispo, sean realmente comunidades de refugio, de acogida, de acompañar el sufrimiento de estos hermanos migrantes que continuamente pasan por esta ciudad.

Hermana María Guadalupe Velasco, SP, religiosa Parroquia La Virgen de la Luz

 

Deseo que nos apoyen un poquito más en formación. En nuestra parroquia tenemos todo, nuestro párroco tiene mucho trabajo, y debemos ser un poco comprensible también por su enfermedad, pero si deseamos que el Señor le dé más sabiduría para que las siga compartiendo. Sus homilías son muy bonitas y pienso que cada persona, con su corazón disponible debe ver eso. Le pido al señor lo ilumine más y lo llene más de sabiduría.

Enrique Rodríguez, ministro de Eucaristía, parroquia Jesús el Salvador

 

Me agradaría mucho que se unieran a los movimientos Pro Vida que se hacen en la Ciudad al Año. Que transmitan ese mensaje a todos los feligreses ya que hay infinidad de embarazos de niñas y adolescentes y como resultado, también muchos abortos (provocados y no provocados).

Que concienticen a los padres de familia en una mayor educación de sexualidad y afectiva y que volvamos a la promoción de la castidad y los valores.

Blanca Amezaga, Vifac

 

Deseo y le pido a Dios nuestro Señor que les fortalezca en todo momento para que, guiados por el Espíritu Santo, puedan realizar su trabajo pastoral de manera eficaz. Que todos los laicos, fieles a nuestro compromiso como bautizados los apoyemos incondicionalmente para que su labor evangelizadora llegue a los lugares más apartados y de esta manera trabajemos juntos a favor de la cultura de la vida y del amor.

Héctor Cruz, Caballeros de Colón

 

Algo que deseamos como fieles católicos de nuestros sacerdotes, es que sean inmensamente felices como personas y en la vocación a la que fueron llamados y elegidos, que gocen de salud, amor, paz y que el Espíritu Santo les llene de la sabiduría necesaria en el desempeño de la misión que les ha sido encomendada. Que sean fieles, respetuosos y estrictos en el cumplimiento de cada una de sus responsabilidades, dándolas a conocer y haciéndolas valer con amor y caridad. Que nos permitan compartir/convivir con ellos para el desarrollo y fortalecimiento de una relación inter-sacramental. Nos gustaría que sepan que agradecemos y valoramos todos y cada uno de los esfuerzos que vemos y sabemos realizan por ser un verdadero testimonio de amor, honestidad, obediencia y perseverancia en el “SI” que han dado a Dios Nuestro Señor. Como movimiento católico, el Encuentro Matrimonial Mundial les hacemos una invitación a todos nuestros sacerdotes que aún no han vivido la experiencia de un Fin de Semana de Encuentro Matrimonial Mundial, a que se den la oportunidad de hacerlo, de que conozcan y sepan de las herramientas que EMM nos ofrece para trabajar en nuestra persona y sacramento. Les reiteramos nuevamente que tienen nuestras oraciones, amor, respeto y agradecimiento por su persona, vocación y sacramento.

Clara y Miguel Minjares/ Equipo Eclesial Diocesano de Encuentro Matrimonial Mundial Cd. Juárez

 

Deseo y le pido a Dios que el año que entra los sacerdotes vayan tomando mayor conciencia, más claridad en su ministerio, sobre todo en aquellos que son párrocos, que estén cada vez más interesados y cercanos a su comunidad. Que todos los sacerdotes, en un deseo interno por la santidad, entren en un esfuerzo. El texto del evangelio dice que el reino de Dios lo alcanzan los esforzados y aunque el esfuerzo debe ser de parte de todos los bautizados, del sacerdote esperamos mayor esfuerzo porque son pastores. Para el año que entra le pido a Dios que, así como lo hacemos en la oración por los sacerdotes que vienen, también para los que ya están deseo y espero que entren en un camino más claro de la santidad y de entrega a su pueblo.

Abraham Gutiérrez, diácono permanente.

 

Deseamos que un sacerdote sea parroquial, que se involucre en los asuntos de la parroquia y los conflictos que de ella emanan. Cada movimiento es como un ser vivo que siente y vive de forma totalmente diferente con respecto a los otros y muchas veces los sacerdotes nos quieren tratar de la misma manera.

 

Un sacerdote debe conocer la intimidad de cada movimiento. De igual manera a cada fiel …sé que sería imposible que trate de manera personal a cada fiel sobre todo si no es miembro de algún movimiento o ministerio…pero cuántas veces en el confesionario van esas ovejas solitarias y después de la confesión no tienen un seguimiento por parte del sacerdote.

El sacerdote debería de tener ese discernimiento de saber cuál fiel necesita una guía espiritual personal, después de la confesión

Esperamos que un sacerdote realice labor pastoral y que todos sus esfuerzos rindan frutos abundantes, que permanezcan fuertes en la fe y eficaces en la misión…

Que todos sus feligreses encontremos en él la guía espiritual que necesitan.

Matrimonios Gaby e Iván Silva, y Liliana y Manuel Morales

Movimiento Familiar Cristiano, Sector Todos los Santos

 

Lo que el pueblo necesita, y también la vida religiosa, es que sean un verdadero testimonio del evangelio, que, con su persona y su presencia, como diría el Papa Francisco, sean misericordia para los demás, que en los sacramentos sean el rostro de Dios vivo, y que puedan demostrarle a la gente en el sacramento de la Comunión, de la Confesión y en la Unción de los enfermos, el rostro de un Dios bueno y bondadoso, lleno de misericordia. Un testimonio de amor para el pueblo.

Hermana Rosa Elvira Aldana, STJ, religiosa Colegio Teresiano.

 

Como fieles católicos deseamos su cercanía y acompañamiento que nos ayuden a crecer en la fe y madurar eclesialmente.

Como movimiento deseamos de ellos una nueva apertura y una fresca mirada a lo que el Espíritu está haciendo en la Renovación y a través de ella para toda la Iglesia. Recientemente por voluntad del Santo Padre el Papa Francisco, ha sido constituida por la Santa Sede y por medio del Dicasterio para la Familia, Laicos y Vida un nuevo organismo internacional que beneficie a todas las expresiones y realidades carismáticas en el mundo y cuyos estatutos entran en vigor en Pentecostés 2019: Servicio Internacional para la Renovación Carismática Católica (CHARIS, por sus siglas en ingles). Que Dios nos ilumine a través de nuestros sacerdotes para caminar unidos en la diversidad en este tiempo nuevo y primaveral del Espíritu para toda la Iglesia.

Karina y Sergio Caro, Renovación Carismática Católica

“Queremos aprovechar la ocasión para enviar nuestro más sincero agradecimiento a todos los párrocos que han aceptado la propuesta de Congreso de Matrimonios dentro de la pastoral familiar y que además han apoyado el desarrollo y crecimiento de las asambleas de matrimonios al interior de sus parroquias. Les decimos gracias amados sacerdotes por su decidido apoyo a las más de 27 asambleas que dan soporte al Congreso Anual de Matrimonios Católicos.

Este 2019, deseamos que nuestro Señor Jesús, el Pastor Eterno de las almas, mire con misericordia a Cd. Juárez y nos llene de vocaciones sacerdotales, que toque el corazón de los jóvenes y los convierta en sacerdotes santos. Rogamos al Señor que santifique los matrimonios y las familias para que sean semilleros del amor y ejemplos vivos del servicio a Dios y la iglesia.

Queridos presbíteros diocesanos y religiosos, a nombre de Congreso de Matrimonios Católicos, les deseamos la salud, la sabiduría de Dios y la valentía para que sigan adelante en su ministerio salvífico. Que Dios los acompañe, los guarde y los proteja siempre. Amén.

Rodolfo y América Velázquez, Congreso de Matrimonios DCJ

Compartir