Inspirados por padre Richard Thomas, fundador del Banco de Comida y Centro Las Alitas en Ciudad Juárez, once jóvenes de Loma Blanca y el Poniente de la ciudad viajaron este lunes a Panamá, para participar a partor de hoy en la Jornada Mundial de la Juventud.

 

Claudia Iveth Robles

Difícilmente pueden describir la emoción que les embarga al saber que dentro de unos días tomarán un avión por primera vez en sus vidas.

Mucho menos les alcanza el corazón para siquiera imaginar que verán (quizá de cerca) y escucharán personalmente al Vicario de Cristo dirigirse especialemente a ellos en la etapa que viven en sus vidas.

Son once jóvenes de colonias del poniente de la ciudad y de San Isidro, quienes vivirán la la experiencia de sus vidas al participar, a partir de este lunes 21 de enero, en la Jornada Mundial de la Juventud Panamá 2019.

Se trata de jóvenes que se formaron y colaboran en el Centro Las Alitas (de Loma Blanca)  y el Banco de Comida (poniente de la ciudad), obras inspiradas por el sacerdote finado Richard Thomas, quien realizó un significativo trabajo pastoral en El Paso y Ciudad Juárez a favor de lo smás desprotegidos.

Recibieron apoyo

Ahora, bajo el amparo de los fieles que integran las comunidades de las citadas obras, y el cuidado de Ramona y Armando, discípulos del padre Thomas, estos muchachos de entre 20 y 22 años se disponen a participar en la Jornada Mundial de la Juventud Panamá 2019 que se realizará del 22 al 27 de enero en la capital del país centroamericano.

Entrevistados en el Obispado, a donde llegaron con Ramona y Armando para recibir una carta firmada por el obispo que les permita participar más cercanamente en el evento mundial en torno al Papa Francisco, los muchachos compartieron con Presencia lo que representa esto que ven como un sueño hecho realidad.

Van con el corazón bien dispuesto, la mente muy abierta y una gran emoción, luego de haber pasado dos años de mucho trabajo, con venta de burritos, rifas y participación en torneos para poder reunir lo necesario para el viaje.

 

Honor al padre Thomas

Nombrado “Padre Richard Thomas”, en honor al fundador de Las Alitas y el Banco de Comida, este grupo viajará encabezado por Ramona y Armando Solano, coordinadores  del banco de Comida, que quisieron motivar a los muchachos a vivir esta aventura.

La iniciativa surgió hace dos años, luego de que un grupo de Las Alas (Centro de oración en El Paso fundado por el padre Thomas), asistió a la JMJ en Cracovia, Polonia, y a su regreso compartieron lo bello que fue esa experiencia.

“En el Banco de comida estábamos iniciando Confirmaciones y quisimos hacer la propuesta a los jóvenes de trabajar para poder ir a Panamá…así empezó el sueño”, relató Ramona en entrevista.

“Se emocionaron mucho cuando les pregunté si estarían dispuestos a trabajar para ir a Panamá…todos dijeron que sí. Eran más de 20 muchachos que comenzaron luego luego a elaborar un plan de actividades para recaudar fondos”, dijo Ramona.

 

Mucho trabajo

Conforme avanzó el tiempo y por diversas circunstancias, este grupo de 20 jóvenes se redujo a once, y aunque hubo momentos en que dudaron en conseguir los mil dólares que necesitaban por cada uno, cuando lo plantearon en la Comunidad Las Alas, de El Paso, muchos de los asistentes les ofrecieron ayuda y los motivaron a seguir.

Les ofrecieron financiar el boleto de avión  y que trabajaran por recaudar para hospedaje y alimentación.

Ya con el apoyo los muchachos siguieron con actividades para recaudar el recurso para pagar sus pasaportes, el hotel y otros gastos en Panamá.

“Los jóvenes siempre estuvieron con el ánimo muy alto. A mí se me hacía más difícil lograrlo, pero el verlos me motivaba para alcanzar el sueño”, confesó Ramona.


Preparación previa

Ramona aclaró que como parte del trabajo que realizaron durante estos dos años, también se prepararon espiritualmente meditando la Palabra de Dios.

“Dios nos fue fortaleciendo y vamos con grandes expectativas. Le preguntamos al Señor qué quiere que hagamos y siempre les digo a los muchachos que si vamos es porque Dios nos está enviando por una razón”, dijo Ramona.

“Dios nos va pedir algo, no sabemos qué, pero vamos con el corazón abierto”, agregó.

Los coordinadores dijeron estos dos años de trabajo para reunir los recursos, y preparación espiritual, han sido todo un reto, porque la mayoría de los jóvenes son estudiantes y uno que otro trabaja en maquila.

“Es una emoción saber que vamos a regresar y traer ese mensaje para los otros muchachos que no pudieron ir. Los ponemos en las manos de Dios para que con su testimonio podamos atraer más jóvenes para Cristo”, puntualizó Ramona.

 

Para saber…

El grupo “Padre Richard Thomas” saldrá el lunes 21 de enero a la Ciudad de México, donde llegarán a la Basílica de Guadalupe para encomendarse a la Santísima Virgen María. De la capital del país volarán a Panamá el miércoles 23 de enero, un día después de que el evento mundial haya iniciado.

Este sábado 19 de enero, el padre Istibal Valenzuela, capellán de Las Alitas, celebró una Misa en la capilla de Loma Blanca, donde encomendó a estos jóvenes y la comunidad oró por ellos para que tengan una gran experiencia con abundantes frutos para compartir en Ciudad Juárez.

 

Entusiasmados y comprometidos

“Tenemos 22 años de casados y no tenemos hijos. Para nosotros ellos son nuestros hijos espirituales. Hemos ido caminando con ellos. Verlos crecer en la fe, ver sus luchas y logros ha sido para nosotros una bendición. A sus papás les decimos gracias por prestarnos a sus hijos porque es como llevar a nuestros hijos allá”.

Ramona y Armando Solano/ coordinadores del Banco de Comida y Centro Las Alitas

 

“Para mí es una bendición y una gran oportunidad ir a Panamá, y poder hacerlo en grupo, estar con otros jóvenes. Esperemos afrontar los retos y tomar todo lo bueno con el servicio que nos caracteriza a todos. Será mi primera JMJ y sin duda la recordaré por siempre”

Carlos Santiago/ 20 años

 

“Es muy emocionante que Dios nos escogió para ir, un privilegio. Espero que hay una transformación en mi vida y que regresemos con bendiciones, que podamos dar un buen testimonio y acercar a más jóvenes a Jesús”

Yessica Villaflores / 20 años

 

“Es algo muy especial, un regalo que nos ha dado Dios. Espero cosas maravillosas, regalos de Dios para nuestras vidas”

Jesús Ibarra/ 18 años

 

 

 

Tengo muchas ganas de ir, estoy muy emocionado, no sé cómo explicarlo. Encontrarme con otros jóvenes y con el papa será algo muy especial. Espero traer un testimonio agradable para todos y que se acerquen mas a la Iglesia”.

Jared Martínez/ 21 años

 

“Para mí representa una gran experiencia gracias a los años que pasé en actividades. Espero fortalecer mi fe, mis metas, mis sueños y todo lo que sigue después de esa jornada”  

Aldo Guzmán / 20 años