Testimonio de un joven de la parroquia Jesucristo Sol de Justicia que hizo su sueño realidad…Ya está en el evento que reúne a jóvenes de todo el mundo en torno al Papa Francisco y que comienza el próximo lunes.

 

Claudia Iveth Robles

A pesar de que le robaron el dinero que había ahorrado par air a Polonia, y del dolor de perder a su hermano, Nestor Rivera, un joven de la comunidad Jesucristo Sol de Justicia pudo hacer realidad su sueño: participar en una Jornada Mundial de la Juventud.

Hoy meas que nunca, el muchacho valora la oportunidad que Dios le da de encuntrarse de Nuevo con el Papa Francisco, pero esta vez en Cracovia, Polonia, a donde viajó esta semana para participar, a partir de mañana lunes en la XXXI Jornada Mundual de la Juventud.

Y aunque durante su visita a Ciudad Juárez Néstor pudo ver más o menos de cerca al Santo Padre porque fue servidor en las vallas, ahora espera verlo más cerca y un poco más de tiempo…y si Dios lo permite, hasta poder tocarlo cuando esté en Polonia.

 

Testimonio JMJCamino a la JMJ

Fue hace tres años cuando comenzó la construcción del sueño de Néstor. Conoció al grupo de chavos que acudieron a la pasada Jornada Mundial de la Juventud, realizada en Río de Janeiro, Brasil, y al escuchar las viviencias de cada uno de los jóvenes Nestor se propuso vivir personalmente una JMJ.

“Batallé mucho para juntar el dinero y me desanimaba porque veía chavos que tenían más posibilidades de ir, pero gracias a Dios tuve fe y le decía, “Voy a ir, voy a ir,  aunque venda paletas a diario”, relató.

 

Para poder hacer realidad su sueño, Néstor realizó varias actividades. Comenzó a vender “simones” entre sus compañeros de la universidad, donde estudia la carrera de Gerontología.

Le iba muy bien y logró juntar una buena cantidad con la venta de comida, pero luego vivió la triste experiencia del robo de sus ahorros por alguien cercano. Desanimado, Néstor pensó en desistir, pues estaba seguro de que no podría recuperarse y reunir lo que ya llevaba ahorrado.

Pero sus compañeros de la comunidad de Jesucristo Sol de Justicia lo motivaron a no desfallecer. Así, comenzó de nueva cuenta, esta vez haciendo rifas de artículos electrónicos y venta de pasteles.

 

Representante parroquial

Nestor no fue el único de la parroquia Jesucristo Sol de Justicia que asistiría a la JMJ,  sino que había otros 10 jóvenes que en el camino se fueron desanimando y decidieron entonces apoyar a Néstor.

“Les digo que voy a la Jornada representando a la diócesis, pero también voy representando a mi parroquia  Jesucristo Sol de Justicia… y voy a traerles el mensaje que el papa Francisco nos dé”, expresó el entrevistado.

 

Motivación especial

En su camino para lograr el objetivo, Néstor siempre recordó las palabras de su hermano quien falleció hace dos años, víctima de la violencia. Quien siempre le decía:

“No te desanimes, tú vas a ir… siempre has logrado lo que te propones, eres mi orgullo”.

Hoy esas palabras resuenan en el corazón de Néstor, que siente que su logro es también una ofrenda a su hermano.

“Voy a ir con la ayuda de Dios y de María, y con la ayuda de de tanta gente que me apoyó”, dijo agradeciendo principalmente a su familia, que siempre fue un sostén espiritual para el joven.

“Espero que mi amor siga creciendo por el Señor y que para las siguiente jornada pueda llevar a mi comunidad. Quiero venir con las ganas de servirle al Señor, y traer el mensaje de paz y de misericordia que nos da el Papa”, puntualizó.