Vive LAMP el concepto de

Iglesia que debemos retomar

 

Ana María Ibarra

A casi un año de adoptar el sistema de misión y evangelización que Laicos en Misión Permanente realiza, el padre Luis Escudero, párroco de La Virgen de la Luz, reconoció la trayectoria y la calidad pastoral de este grupo de laicos dedicado a la misión en la Diócesis de Ciudad Juárez.

“Los conozco desde hace muchos años y siempre han estado muy cercanos a la tarea de la misión y la evangelización, en eso se han ido especializando. Después de un trabajo al interior de la pastoral del Instituto México, como fruto de su vivencia, deciden salir en misión hacia parroquias ofreciendo un apoyo total”, compartió el padre Luis.

El sacerdote resaltó el acompañamiento que ofrece Laicos en Misión Permanente, desde la preparación de la misión, el retiro de evangelización y el acompañamiento a las pequeñas comunidades.

“Ofrecen todo el proceso y esto implica recursos económicos, materiales y sobre todo el recurso humano que ellos tienen preparado como misioneros y proclamadores. Uno de los principios básicos de Laicos en Misión es que todos debemos evangelizar, ese es el concepto de Iglesia que debemos retomar. La misión es de todo bautizado”, expresó el sacerdote.

Comunidad viva

Añadió que, con esta experiencia su comunidad se ve, se sabe y se siente viva pues cada quien, según su tiempo y sus cualidades trabajan por la misión, que toca las raíces de la Iglesia.

“La Iglesia por naturaleza debe estar siempre saliendo, esto que insiste el papa Francisco no es sólo un momento teológico o una cualidad que él está enfatizando, sino que es el ser de toda la Iglesia a través de todos los siglos. Ellos promueven que el sacerdote tenga colaboradores preparados, motivados y con la generosidad de ir hacia el encuentro de los alejados”, afirmó.

En este tiempo de trabajo con su comunidad, el padre Luis compartió que los frutos se ven a profundidad al percibir que más laicos se han integrado a la comunidad.

“Los que viven el proceso completo cambian totalmente su modo de entenderse dentro de la Iglesia. Se siente en sus aportes, en la participación, en la generosidad con la que realizan el trabajo pastoral que va siendo de mucha calidad”.

 

Deseo que este grupo siga siendo bendecido y que yo pueda de alguna manera seguir apoyando en los retiros. – Martín Galicia

Son testimonio de comunión eclesial

Agradecido y feliz por los planes que se preparan para el próximo año en el trabajo de misión, el padre Cesar Campa compartió los frutos que en poco tiempo ha observado en su parroquia La Asunción de María, gracias a la disponibilidad de Laicos en Misión Permanente con quienes inició un proceso de evangelización.

“Me surgió la inquietud de trabajar con ellos, siempre han tenido disponibilidad para trabajar con los sacerdotes y nuestras parroquias. Los frutos se empezaron a ver desde que asistimos al retiro, las personas salieron con otra experiencia nueva del amor de Dios, de querer iniciar un camino de conversión”, compartió el padre Campa.

Aunque su parroquia es una comunidad adulta, tradicional, el padre Campa dijo que han acogido muy bien el programa de evangelización del SINE y ya se encuentran formadas las pequeñas comunidades.

“Aunque se atravesó este tiempo de Navidad, han entendido muy bien la importancia de la pequeña comunidad, la unidad de trabajar todos juntos. Pepe Ruiz y todo su equipo siguen apoyándonos con el proceso de evangelización”, dijo.

El sacerdote compartió que ya tiene en puerta una misión parroquial para el próximo 2016, la cual realizará con la ayuda de misioneros de otras parroquias.

“Somos varios sacerdotes que llevamos este proceso, nos apoyamos con misioneros, buscamos y observamos las maneras de trabajar, pero sin duda Laicos en Misión Permanente, con su disponibilidad, con sus recursos, con su experiencia, nos aligeran mucho el trabajo”, afirmó el sacerdote.

El padre César agradeció el testimonio de vida que ofrecen, ya que alientan tanto a párrocos, como a toda la comunidad, a trabajar por la Iglesia bajo un mismo objetivo.

“Me encantó que cuando se acercaron conmigo, después de que los busqué, me dijeron: ahora somos parte de su parroquia, de sus servidores. Eso habla de esa conciencia de comunión”, dijo al agradecer el aporte que hacen a la Iglesia de Ciudad Juárez.

Los animo a que sigan adelante trabajando con nosotros y que nos tengan paciencia, a veces necesitamos ir poco a poco para iniciar caminos de conversión. Se merecen ese reconocimiento como verdaderos discípulos de Jesús.

Pbro. César Campa, párroco de La Asunción de María

Es servidor gracias a LAMP

Hace dos años, Martín Galicia fue invitado en una capilla de la parroquia Dios Padre para asistir a un retiro de evangelización, el primero que se realizaba en la comunidad.

Ahí, el padre Jorge Iglesias, párroco, pidió al equipo de Laicos en Misión Permanente su apoyo para iniciar en su parroquia un proceso de evangelización.

“Viví una experiencia personal con Dios sin saber cómo funcionaba el sistema del grupo de José Ruiz. Fui en busca de respuestas, de consuelo, de esperanza, de un cambio en mi vida”, compartió Martín en entrevista.

A pesar de que asistía a misa dominical y a la catequesis familiar, Martín reconoció que su cercanía con Dios no era tan estrecha, y aún le pesaban los años que vivió alejado de Él, viviendo una vida que definió como vacía.

“En el retiro tuve un llamado muy fuerte. Ahora Dios está cambiando mi vida”, dijo Martín.

Después de aquel retiro, Martín y su esposa Patricia se integraron a una pequeña comunidad donde continúa su crecimiento. Además cada uno presta un servicio en la capilla San Juan Bautista, él como lector y ella como catequista.

Igualmente Martín ha colaborado en otros retiros de evangelización y misiones que Laicos en Misión Permanente realizan en otras comunidades parroquiales.

“Cada retiro es diferente, aunque la temática sea la misma, Dios siempre tiene algo nuevo qué decir. En el primer retiro me entregué al Señor, pero cuando fui como servidor entendí y reafirmé mi fe y me di cuenta de que ese movimiento de Laicos en Misión es importante para la Iglesia”.

Para Martín, el servicio que “Laicos en Misión Permenente” realiza en la diócesis es digno de admiración, pues en su servicio se ve la satisfacción de hacer vida la misión que Dios les ha encomendado  y se recogen muchos frutos.

“Dios se hace presente en el trabajo de Laicos en Misión Permanente, ellos son instrumento de Dios que trae buenas nuevas. Deseo prepararme para, como ellos, trasmitir a los demás lo que Dios ha hecho en mi vida.” finalizó.

Quiero felicitar a Laicos en Misión por su carisma, por el don que representan no sólo para algunas parroquias sino para toda la diócesis. Siéntanse contentos y satisfechos de haber recibido un llamado a una vocación.

Pbro. Luis Escudero, párroco de La Virgen de la Luz