Ana María Ibarra

Con el objetivo de hacer vida la fraternidad y la unidad diocesana, la membresía del Movimiento Familiar Cristiano celebró el Día del MFCista el pasado sábado 30 de septiembre en la Casa de las Familias, donde fue colocada una cápsula del tiempo con algunos objetos del MFC y que será abierta en el año 2032.

El tema del encuentro fue “Unidad y Misionero”, ser un MFC que sirva no solo en su sector o parroquia, sino también a los sectores que los necesiten.

Acción de gracias

Los emefecistas iniciaron su encuentro con alabanzas y oración, para enseguida escuchar palabras de bienvenida de parte del padre Omar Gutiérrez, asistente eclesial, y de los presidentes diocesanos, Willy y Mildred Lara.

Los emefecistas recibieron también unas palabras del padre Beto Luna, párroco de Corpus Christi y participante de MasterChef México, quien los motivó y los animó a seguir adelante.

Enseguida se realizó la procesión para el inicio de la Eucaristía donde participaron los sectores, representados por una familia, un joven, y una coordinadora de Madres Responsables de cada sector, portando un banderín o cartulina con el nombre de su sector.

Los banderines y cartulinas fueron colocadas en los laterales del salón principal de la Casa de las Familias.

La membresía del MFC participó activamente de la Eucaristía presidida por el padre Omar Gutiérrez y el padre Leonardo García, además de contar con la presencia del padre Pedro Luis Reyes.

Cabe resaltar que las familias del MFC agradecieron a Dios por seis nuevos pre sectores: Santa Teresa de Jesús, Jesús El Salvador, San Juan Apóstol y Evangelista, Todos los Santos, Santa Cecilia y Nuestra Señora de la Consolación.

 

Cápsula del tiempo

Un momento especial fue la presentación de una cápsula del tiempo, gesto que aprovechó el MFC para dejar huella y que futuros emefecistas puedan conocer el trabajo que se ha venido realizando en la diócesis desde sus inicios.

La cápsula del tiempo es una caja de metal cerrada, que incluye algunos objetos y artículos propios del MFC que guardan la esencia el movimiento.

Cada uno de los sectores reunió fotos, libros, cartas con mensajes de esperanza y un poco de la historia de cada grupo de MFC.

Entre los artículos depositados están un libro de pre inscripción del sector Santo Toribio de Mogrovejo, camisetas de MFC juvenil de San Mateo y del coro del sector Zaragoza, el primer escudo del sector San Juan Apóstol y Evangelista, así como la lista de mujeres que integran los grupos de Madres Responsables.

Algunos otros sectores aportaron memorias USB con fotografías y material del Movimiento, y el primer libro de acompañamiento pastoral para divorciados vueltos a casar del sector María Reina del Universo.

Una vez sellada, la llave de la cápsula del tiempo se entregó simbólicamente a los jóvenes, como el futuro del MFC.

Luego, la cápsula se depositó en un pozo construido en el patio de la Casa de las Familias donde quedó sepultada para ser abierta el Día del MFCista del año 2032.

Después de ese momento, la membresía se unió en oración para agradecer a Dios por el movimiento y por ese día de fiesta.

Compartir