Ana María Ibarra

Con una gran sentido de comunidad y una actitud de servicio a sus hermanos, integrantes de los diferentes ministerios parroquiales de Santa Cecilia se reunieron en el pasado 24 de diciembre para preparar aproximadamente mil cenas navideñas y entregarlas a las familias más necesitadas del sector parroquial.

 

Motivados por el pastordsc_0093

Sin importar la fecha y sus compromisos familiares, la comunidad de Santa Cecilia se dio cita en el templo parroquial muy temprano para participar en la Eucaristía antes de iniciar su labor.

Al concluir la misa, la comunidad recibió la visita de don José Guadalupe Torres Campos, obispo diocesano, quien les dirigió unas palabras de agradecimiento y motivación resaltando la presencia del Espíritu Santo en la parroquia y en todas sus actividades no solo de carácter social, sino también en todas las áreas de la pastoral.

“Que esta noche en que celebraremos el nacimiento del Salvador renueve sus corazones y bendiga sus familias. Sigan con ese ánimo, con esa disposición, gracias por su testimonio. Los felicito, los quiero mucho y cuenten con mi oración”, expresó el obispo.

 

Elaboración de cenas

Enseguida, la comunidad acompañada de su párroco, el padre Aurelio Saldívar, el diácono Francisco Lazo y el obispo, compartieron de un rico desayuno.

dsc_0131Después de desayunar y llenos de entusiasmo, niños, jóvenes y adultos se dispusieron a preparar las despensas que incluían alimentos necesarios para la cena navideña, juguetes y golosinas para los niños, así como una tarjeta de felicitación en nombre de una familia de la comunidad.

El obispo bendijo los alimentos pidiendo al Señor la multiplicación de los dones y enseguida la comunidad se dispuso a preparar las despensas una de las cuales fue entregada por el propio obispo, a una familia de la capilla San José.

Después de dos horas de ardua labor, las cenas-despensa fueron distribuídas en cada una de las capillas de la comunidad y luego los servidores salieron a entregarlas a sus destinatarios, quienes las recibieron con gran alegría y agradecimiento.