Pbro. Lic. Marcelino Delfín Poso

 

  1. Tener visión de conjunto

Todos los días santos tienen una unidad que encuentran su razón de ser y comprensión desde el Misterio Pascual de Cristo. Pasión, muerte y Resurrección. Todas las celebraciones se explican y encuentran su sentido desde el Misterio Pascual.

 

  1. Las lecturas

Las lecturas bíblicas de estos días dentro de la celebración son de anuncio, profecía y cumplimiento del proyecto del Padre que se cumplirán en Cristo. Todas nos hacen referencia a la Pasión que Cristo vivirá y los diferentes personajes que en ella participan y que acompañarán en el drama del camino hacia la Cruz de nuestro Señor Jesucristo y el valor redentor que tiene la obediencia de Cristo.

 

  1. Participación activa

Debe ser una participación gozosa, alegre y llena de esperanza. Cante, responda a las aclamaciones que están prescritas para cada celebración. Llegue temprano a las celebraciones.

 

  1. Oración

Es una semana de intensa oración en familia, en la comunidad y de manera personal.

 

  1. Apague su celular

No se distraiga de lo importante de estos días santos. No sólo los días santos sino siempre que participe en una celebración.

 

  1. Rece Laudes en comunidad

En algunas parroquias estos días santos acostumbran a rezar la oración de la mañana conocida Laudes, que contiene salmos, lecturas peticiones y otros elementos para comprender mejor el Misterio Pascual que celebramos estos días. Recomendable hacer el oficio de le lectura de Jueves Santo a Domingo de resurrección.

 

  1. Ayuno y silencio

El ayuno, recomendable estos días y obligatorio el Viernes Santo, es para llenarnos de Dios y compartiendo con los más necesitados aquellos alimentos que o ingerimos y renunciamos por amor a Cristo y al hermano. El silencio estos días es para meditar profundamente el Misterio de Cristo y renunciar a la televisión, a la radio, a la música profana además de nos gritarnos estos días en familia y en ningún lugar.

 

  1. Sacramento de la reconciliación

Para participar con una mayor riqueza espiritual dentro de estos días santos, acercarse al Sacramento de la Reconciliación y hacer una buena confesión completa y haciendo el propósito de mantener la gracia que recibamos en este Sacramento durante toda la Pascua.

 

  1. Gustad y ved

El Salmo 33 dice: “Gustad y Ved que bueno es el Señor, dichoso el que se acerca a Él”. Acércate a las celebraciones y deja que las bendiciones de Dios llenen tu vida, tu corazón y a tu familia. Disfruta de éstas y no vayas de prisa y estés desesperado porque se termine la celebración.