Jóvenes de la Diócesis de Ciudad Juárez, vivieron con gran emoción la Jornada Mundial de la Juventud que se realizó del 26 de agosto al 31 de julio en Cracovia, Polonia, donde se encontraron con miles de jóvenes de diferentes países y culturas en torno al Vicario de Cristo en la Tierra.

Vía teléfonica  el padre Salvador Magallanes, asesor dela Pastoral Juvenil, quien acompañó al grupo de jóvenes juarenses, dijo que en esta JMJ participaron alrededor de dos mil mexicanos que se hospedaron en diferentes hoteles, departamentos, zonas rurales y escuelas.

La Jornada número 31 tuvo un toque peculiar porque se realizó en la tierra del fundador de las jornadas, san Juan Pablo II.

“Hemos andado en las calles unidos, cantando los corridos tradicionales de nuestro país”, dijo el sacerdote.

Señaló que participaron en la misa de apertura con el cardenal Stanislaw, quien fue secretario de Juan Pablo II. Y también en la misa que el papa Francisco presidió en el Santuario de Czestochowa.

En esa misa, el papa los invitó a cambiar la situación actual, dueños de su propio destino y protagonistas del cambio.

El padre Salvador dijo que el Papa pidió a los jóvenes no sentirse jubilados, al referirse a que hoy en día los jóvenes se sienten cansados y apagados. Y citó una frase del papa “Cuando un joven le entrega su corazón a Cristo, es capaz de hacerlo todo”.

Dijo que los jóvenes juarenses se sienten emocionados de haber vivido una experiencia como la Jornada Mundial de la Juventud y que se encuentran ansiosos de compartir con los muchachos de la diócesis todo lo que vivieron.