Esta activista provida hablará a la audiencia del Segundo Congreso Binacional Pro vida que se realizará el próximo 29 de abril en Ciudad Juárez y El Paso…¡No se lo deben perder!

 

Claudia Iveth Robles

La ausencia de los padres en la familia, por cuestiones de trabajo para proveer a sus hijos, es un desastre para la sociedad. porque hace que hoy la juventud “esté extraviada”.

Así lo afirmó Cecilia Rodríguez Galván, asesora de Vida Humana Internacional para la Red de sacerdotes y seminaristas por la vida, quien es una de las ponentes que participará en el II Congreso Binacional por la vida, donde hablará a los jóvenes sobre la dignidad humana y lo que en la actualidad afecta esta dignidad

La también coordinadora de la Exposición Itinerante para la defensa de la Vida , de Vida Humana Internacional, aseguró que hoy los padres de familia están disperses y se enfocan en cubrir necesidades básicas, lo que en sí no es malo, pero ha generado una pérdida de “sentido de familia”.

Entrevistada por teléfono previo a su participación en el congreso, la especialista señaló que la ausencia de los padres ha generado “un verdadero desastre en la vida de esta generación”, la cual, afirmó, vive en la desesperación, la soledad.

 

Salva vidas

La conferencista es paramédico de terapia intensiva y trabajó en programas de la Organización Mundial de la Salud. Ella siempre se quiso dedicar a este oficio “para salvar vidas”. Pero nunca imaginó que ahora se dedicaría salvar vidas de otra forma.

“En mi trabajo poco a poco fui conociendo las políticas contra la vida que se generaban y  terminé proponiendo políticas diferentes”, dijo la activista.

Así, desde hace 17, años, Cecilia se dedica al movimiento provida, desde donde apoya a las diócesis en la formación de agentes de pastoral para la vida, así como numerosos proyectos a favor de la vida y la familia.

La entrevistada compartió que a lo largo de estos años de lucha a favor de la vida, ha podido constatar lo extraordinario que es aprender de grupos y personas que desean cambiar el mundo con una visión cristiana

“Por que más allá de salvar vidas, se trata también de salvar almas y esto es una experiencia trascendental”, dijo.

 

Madre de seis

Esta es la segunda vez en que esta mujer, madre de seis hijos, participa en el Congreso Binacional Pro vida y dijo que es un honor estar de nueva cuenta en Ciudad Juárez, pues “es una diócesis con un gran celo por las almas, tiene grandes agentes de pastoral y servidores a quienes le puedo aprender mucho”.

Cecilia no sólo es un ejemplo de activista pro vida, sino un ejemplo de madre. Asegura que en sus hijos ve que Dios le pide dar más y hacer más por la sociedad tan hedonista que hoy prevalence y que se consume a sí misma.

“Hemos venido a esta vida para dar la vida por los demás; si no es así, nos acabamos a nosotros mismos”, dijo la entrevistada, cuyo afán por ayudar también le viene de herencia, pues se lo enseñaron sus padres.

 

Martimonio, familia y vida

Para la conferencista, el matrimonio y la vida familiar son una respuesta a Dios que no se puede separar de la fe y de la vida.

Y de esto y de la dignidad humana hablará a los jóvenes que se congreguen en el Congreso Nacional Pro vida a realizarse el próximo sábado 29 de abril, en el Gimnasio de Bachilleres.

“Los invito a que asistan a este Congreso donde daremos herramientas para que los jóvenes vivan dignamente, veremos en qué están fallando los jóvenes de hoy y trataremos de enseñarles cómo evitar las salidas fáciles. “