Jóvenes del movimiento “Juárez con Francisco” hacen vida la propuesta del papa Francisco para el Año de la Misericordia y así se preparan para recibirlo el próximo 17 de febrero…Oran por los difuntos en la fosa común.


 

Orar por los difuntos y perdonar las injurias, fueron  las obras de misericordia que el grupo de jóvenes “Juárez con Francisco” realizó el pasado sábado 16 de enero en el área de la fosa común en el panteón municipal San Rafael.

“Venimos hoy a la fosa común porque aquí están sepultados  aquellos que son olvidados. Vamos a orar por ellos y a ofrecer un ramillete espiritual por ellos”, compartió David Ibáñez Rubio, integrante del grupo.

El momento de oración inició con una misa especial para difuntos presidida por el padre Antonio Cerda, Cruzado de Cristo Rey y párroco de la comunidad de El Espíritu  Santo, quien antes de iniciar invitó a los jóvenes a disponer el corazón.

“Aquí hay muchas difuntos que fueron víctimas de la violencia y del odio, que no están identificadas. Vamos a pedir por ellas, por la reconciliación, quien haya cometido un acto se arrepienta y quien haya sido víctima de injusticia, perdone”, pidió el padre Antonio.

Vivir el amor y la alegría

En el marco de la próxima visita del Papa Francisco, el padre Antonio reflexionó sobre la alegría, tema con el cual el papa  inició su pontificado a través de la encíclica “La Alegría del Evangelio”.

“La vida cristiana es alegre. La alegría es algo que no se debe perder, es algo que Dios quiere de nosotros. Vivir la alegría del evangelio es vivir lo que el evangelio nos enseña, que es reconocer el amor que Dios nuestro Señor nos tiene y nos llama a vivir en nuestra vida”, expresó el sacerdote.

Añadió que el cristiano está llamado a vivir en el amor de Dios y debe trasmitir ese amor a los demás en la familia, en la escuela, en nuestra ciudad.

“Vivimos en una ciudad que fue reconocida como la más violenta del mundo. Tenemos que convertirla en la ciudad de amor, que seamos famosos como una ciudad que brille en el amor, en el fuego de la alegría”.

“Al ver esta fosa común nos damos cuenta que no hay justicia, debemos trabajar por la justicia y por la paz en nuestra sociedad, esto implica el compromiso de vivir en un amor real”, afirmó.

El sacerdote pidió difuntos, especialmente los sepultados en la fosa común, por las víctimas de la violencia, por los que han vivido injusticias y por la conversión de los pecadores.

Ofrenda

DSC_0054En el momento del ofertorio, los jóvenes ofrecieron a Dios una urna donde depositaron sus ramilletes espirituales, comprometiéndose a ofrecer misas, rosarios y otras oraciones por los difuntos de la fosa común.

Después de la comunión el padre Cerda realizó la oración por los difuntos implorando  a Dios su misericordia para ellos en el Juicio Final.

Al concluir su oración, tomó agua bendita y roció la fosa común.

Juárez con Francisco

DSC_0063El grupo juvenil Juárez con Francisco está conformado por 60 jóvenes de distintas parroquias. Es asesorado por el padre Antonio Cerda y se dedica, a través del mensaje del Papa, a salir a las periferias y actuar en la sociedad haciendo vida las obras de misericordia espirituales y corporales así como practicando los valores cristianos.

“Llevamos varias actividades: una velada, visitamos un hospital infantil para asistir al enfermo, dimos de comer al hambriento en el centro de la Ciudad”, dijo David.