Se reunieron en Ciudad Juárez los prelados de las diócesis de Ciudad Juárez, Parral, Cuauhtémoc-Madera, Nuevo Casas Grandes y Arquidiócesis de Chihuahua

 

Claudia Iveth Robles

Con el fin de compartir experiencias y estudiar juntos temas pendientes, los obispos de la Provincia Eclesiástica de Chihuahua se reunieron en la Diócesis de Ciudad Juárez los días 29 y 30 de junio pasados. La reunión inició el con una misa celebrada en la Solemnidad de San Pedro y San Pablo, en la parroquia dedicada a los pilares de la Iglesia Católica que actualmente encabeza el padre Benjamín Cadena.

Fue el obispo don José Guadalupe Torres Campos quien, como anfitrión, recibió a monseñor Constancio Miranda Weckman, arzobispo de Chihuahua; monseñor Eduardo Carmona, obispo de Parral; monseñor Jesús Herrera Quiñonez, obispo de Nuevo Casas Grandes, además el recién nombrado obispo de la Tarahumara, monseñor Juan Manuel González. Los obispos vinieron acompañados de sus respectivos promotores vocacionales y en el segundo día de la reunión, se integró el obispo de Cuauhtémoc, monseñor Juan Guillermo López, con su equipo.

En la homilía de la misa, el obispo don José Guadalupe Torres Campos hizo alusión al pasaje del evangelio donde Jesús le pregunta a Pedro si le ama, para luego dirigirse a los obispos y recordarle que a todos ellos, como a los sacerdotes, religiosas y laicos de la Provincia Chihuahia, también el Señor les pregunta: ¿Me amas?

Y aseguró que sin duda la respuesta es como la de Pedro: “Sí Señor, tú sabes que te amo”.

“Sin duda alguna amamos a Jesús, decimos que lo amamos, hay que vivirlo, responderle con hechos que lo amamos, con la vida, con las palabras y construyendo el Reino de Dios”, dijo.

Reuniones de trabajo

En una parte de la misa, el obispo explicó a los fieles que se reunieron a la celebración, que los prelados se reúnen varias veces al año como provincia eclesiástica, en diferentes sedes  para compartir diferentes aspectos de su misión y sus diócesis, y para estudiar juntos.

Señaló que en esta ocasión la reunión efectuada en Ciudad Juárez abordó el tema vocacional: preparación al sacerdocio, la importancia de los Seminarios, la promoción vocacional, los desafíos y retos y hacia dónde caminar como provincia en este aspecto.

Dijo que además de momentos de convivencia y oración, en estas reuniones los obispos también abordan asuntos en bien de la Iglesia en México como provincia, y en cada una de las diócesis.