Comisión Diocesana de Liturgia: unir lo que creemos con lo que vivimos

Ana María Ibarra

Promover el proceso de formación litúrgica en las diversas vocaciones para que las celebraciones sean un encuentro vivo con el Misterio Pascual de Cristo, es parte del objetivo general de la Comisión Diocesana de Liturgia.

El objetivo indica que este encuentro vivo debe llevar “a unir lo que creemos, lo que oramos y lo que vivimos, haciendo de los ritos un verdadero arte que lleve a captar la belleza y la dignidad de las acciones litúrgicas para dar gloria a Dios y encontrar nuestra santificación”.

 

Ser y quehacer

El padre Marcelino Delfín Poso, coordinador de la comisión, explicó que la Comisión Diocesana de Liturgia es una comisión de colegialidad episcopal y comunión de Iglesia, para el Ministerio del Culto o la Pastoral Litúrgica con sus cinco dimensiones afines. Ofrece un servicio de animación, intercambio, iluminación y subsidiaridad en los diversos lugares eclesiales.

Como coordinador general, el padre Marcelino, licenciado en sacra Liturgia, tiene como tarea organizar las diversas actividades en la diócesis, aunque cada dimensión organiza su servicio propio; también tiene la responsabilidad de organizar junto con todos los responsables de las dimensiones, la agenda anual.

La comisión cuenta con un equipo de diecisiete laicos, responsables de tareas específicas: un equipo de secretarias, coordinadores diocesanos para las áreas de formación que se atienden, enlaces con los decanatos y parroquias, área de economía y librería, espiritualidad, formación de equipo, área de festejos e incluso de cocina.

La comisión también cuenta con áreas de formación y actualización para atender: la formación permanente del Clero, Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión (MESC), Lectores, salmistas y comentaristas, sacristanes, visita a los decanatos y parroquias.

 

Dimensiones

La comisión cuenta con cinco dimensiones: Dimensión de Pastoral Litúrgica, Dimensión de Música Sacra, Cuidado de los Bienes Culturales y Arte Sacro, Pastoral de Santuarios y Piedad Popular, y Congresos Eucarísticos, cada una de ellas con un coordinador a nivel diocesano.

El padre Marcelino explicó que son tres dimensiones las que se están impulsando en la diócesis: Pastoral Litúrgica, Música Sacra y Piedad Popular, mismas que han iniciado el trabajo propuesto por el Proyecto Diocesano de Pastoral con su participación en las dos asambleas diocesanas.

Agregó que se han sugerido estas tres dimensiones para un trabajo más intenso, y cada una cuenta con un equipo de laicos para acompañar todas las acciones que se realicen en la diócesis.

“Es para ir fomentando los ministerios propios de la liturgia y que se desempeñen de la mejor manera, no sólo la formación litúrgica, sino lo que pide la liturgia, la participación activa consciente y fructuosa”.

La comisión central cuenta también con un equipo de laicos con quienes se realizan las estrategias del trabajo.

“Nos reunimos con los diferentes encargados de las dimensiones. Aún nos falta hacer la reunión con los sacerdotes encargados de la liturgia en cada decanato”.

Dijo que el siguiente paso es retocar su “Modelo ideal” para tener más precisa y concisa la fundamentación teológica de los objetivos de cada dimensión.

 


Una invitación a formarse

El sacerdote resaltó que todo bautizado está llamado a participar en los diferentes ministerios de la Iglesia, no sólo de la pastoral litúrgica, sino también de la catequesis, las misiones, la pastoral social, y por su propio Bautismo está llamado a ejercer la caridad y a participar de la celebración. “Respondiendo la invitación del obispo, se impulsa la formación de los laicos, su participación dentro de cada una de las comisiones y dimensiones de la diócesis, y en este caso, se busca dar una formación integral para impulsar la vida litúrgica de la diócesis que ha sido también insistencia de nuestro señor obispo: acompañar a los laicos en su formación”

Ante esto, el padre Marcelino invitó a la comunidad a que amen mucho la liturgia, a que se formen desde los libros litúrgicos y la ciencia litúrgica para valorar el misterio que se celebra.

 

 

“Debemos orientar bien nuestras celebraciones, que sean dignas, porque sabemos a quién celebramos dentro del misterio. Además, invito a los laicos a que ayuden y colaboren con sus párrocos, no sólo formándose a sí mismos, sino en diferentes acciones pastorales que tengan dentro de la vida parroquial y sigan las directrices de la liturgia”, invitó.

 


Actividades Comisión diocesana de liturgia 2020

* Inicio de formación para aspirantes a MESC

* Formación de lectores, salmistas y comentaristas

* Formación para monaguillos y sus coordinadores

* Formación general para la pastoral litúrgica (teología de la celebración, música litúrgica, pastoral de la celebración y Piedad Popular)

* Formación de sacristanes.

* Formación para el Clero.

* Encuentro de formación para MESC.

* Visitas decanales.


Comisión Diocesana de Liturgia

Coordinador general- Pbro Marcelino delfín Poso

Dimensiones

Pastoral Litúrgica- Pbro. Leonardo Garvía Aviña

Música Litúrgica- Pbro Victor Manuel Ortega Rueda

Cuidado de los Bienes culturales y Arte Sacro – Pbro. Ramiro Rochín Gaxiola

Pastoral de santuarios y Piedad Popilar- Pbro Alfredo Abdo Rohana/ Pbro. Fernando Valle

Congresos Eucarísticos- Pbro. Roberto Luna

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: